Electronic Arts prepara su tecnología Frostbite para el paso a las nuevas consolas