El uso del streaming de Windows 10 y Xbox One es muy alto