El mercado japonés sigue en caida libre.