El mercado digital supone el 5% de las ventas de software