El fundador de Twitch cree que esta será la última generación de consolas tradicionales