El despertar de la fuerza domina las ventas inglesas