El adaptador de Kinect para Xbox One S costará 40$, pero será gratis para los que ya lo tienen