Diablo IV iba a ser como Dark Souls, pero Blizzard canceló el proyecto