Del fracaso al éxito en tiempo record, bienvenida Xbox One