La retrocompatibilidad muestra sus impresionantes cifras de uso