Capcom sabe perfectamente porque Dead Rising 4 no ha gozado del mismo éxito