Capcom entra de lleno en la retrocompatibilidad de Xbox One