El mundo de Assassin’s Creed Origins, será el doble de grande que el de Black Flag.