Así hubiera sido Call of Duty en la antigua Roma