Apex Legends mantiene la guerra contra los tramposos como prioridad