Antiguos desarrolladores de Burnout desarrollan un nuevo título que gustará a sus fans