Análisis de Kingdom Hearts: Melody of Memory



Que una saga como Kingdom Hearts, con la BSO que tiene detrás, no tuviese un juego musical, era algo que no se termina de entender. Más viendo la cantidad de spin-off que ha tenido la saga desde sus origines, con juegos de cartas, juegos de móviles, etc. Ahora nos llega Kingdom Hearts: Melody of Memory, el último juego de la franquicia el cual rinde homenaje a su compositora principal, Yoko Shimomura.

Este es el primer juego de la saga en ser lanzado al mercado tras el desenlace de la saga del Buscador de Oscuridad, el arco argumental que concluyo con Kingdom Hearts III. Y es un juego que tiende puentes hacia lo que nos espera en el futuro. Eso sí, de una manera fluida, discreta, pues aunque si que incluye elementos narrativos nuevos, no es el principal foco del juego.


  Síguenos en Google News

Es más, uno de los puntos a tener en cuenta es que la historia es bastante flojera, siendo un recordatorio de todo lo que ha ido ocurriendo a lo largo de todos los juegos. En este juego tenemos a Kairi como narradora de los acontecimientos, haciendo un resumen de los momentos más importantes de cada juego. Eso sí, hay un tramo final que sirve para rellenar algunos huecos de Kingdom Hearts III y que sienta las bases de lo que nos podría esperar en el futuro.


Apartado técnico

Hemos tenido la ocasión de disfrutar de Kingdom Hearts: Melody of Melody en Xbox Series X. El juego de momento no cuenta con versión optimizada para las consolas de nueva generación, pero tampoco parece ser de los que soportan Quick Resume. Sin embargo, esto no es un gran handicap, ya que incluso iniciando el juego desde cero tardamos apenas unos segundos en estar listos para enfrentarnos a un nuevo nivel. Los tiempos de cargas son ínfimos en todo momento, contando con una gran velocidad cargando las diferentes pistas o mundos. 

Por supuesto, el juego lo podemos disfrutar completamente a 4K y 60fps, manteniéndose estable en todo momento. En nuestras horas de juego no nos hemos encontrado con ningún programa gráfico, caída de frames o bug. Eso sí, tenemos que decir que a la hora de jugar, hay momentos en los que la sincronización entre que pulsamos un botón de acción y la propia acción no se corresponde bien y fallamos algunos golpes que no deberíamos.

Análisis Kingdom Hearts: Melody of Memory

Entrando en el apartado gráfico, Kingdom Hearts: Melody of Memory no sigue la línea marcada por la tercera entrega numerada y que vimos el año pasado en Xbox One. Y en cierta manera es lógico. No necesita de esa potencia y de esa representación gráfica, pero no por ello quiere decir que estemos ante un juego con un mal apartado visual. Nada más lejos de la realidad, ya que el estudio ha decidido tomar un camino similar al que vemos en los recopilatorios de los primeros juegos de la saga.

Con esta decisión, Melody of Memory no desencaja en absoluto con la imagen global actual de la saga, con un apartado gráfico y unos modelados que podrían pasar perfectamente por cualquiera de los juegos incluidos en cada uno de los recopilatorios. 

Análisis Kingdom Hearts: Melody of Memory

Por supuesto, el gran punto fuerte del juego es su BSO. No en vano, estamos ante un juego musical centrado en una franquicia que cuenta con temas impresionantes. Y no sólo nos referimos a los clásicos (y no tan clásicos) de Disney, como pueden ser los temas de Tarzán, Pesadilla antes de navidad o Frozen. Si no que también cuenta con algunas canciones propias sencillamente impresionantes. Canciones de ambientales, de combates contra jefes finales, creadas por Hitaru Utada… Es raro encontrar alguna que digamos que no nos gusta o no nos pone la piel de gallina y nos traslada a nuestra infancia.


Jugabilidad

La jugabilidad de Kingdom Hearts: Melody of Memory es sencilla, similar a otros juegos musicales de Square Enix, como Theatrhythm Final Fantasy. Sin embargo, el título que hoy nos ataña sabe tomar su propio camino, con algunas decisiones de lo más acertadas. 

Análisis Kingdom Hearts: Melody of Memory

La base del juego es simplemente. Controlamos a tres personajes de la saga, donde podremos elegir entre cuatro equipos: Sora, Goofy y Donald, Xion, Axel y Roxas, Aqua, Ventus y Terra y Riku, Marramaguau y Vampiélago. Podremos elegir con quién jugar en cualquier momento. El modo Gira Mundial, lo que vendría a ser el modo historia del juego, lo comenzamos con el equipo original de la saga y según vayamos avanzando iremos desbloqueando los otros tres. Por supuesto, en algunos modos contaremos con personajes invitados, como Hércules, Simba o Aladdin, siguiendo el modelo de los juegos originales.

Entrando en el propio juego, nos encontramos con los tres protagonistas corriendo sobre un pentagrama. A lo largo de cada partida, nos irán apareciendo diferentes enemigos y objetos que debemos destruir y eliminar. Su posición no es para nada aleatoria, ya que los sincorazón, incorpóreos, cajas y barriles hacen las veces de notas.

Para eliminarnos tenemos tres botones de acción: A, RB y LB. Sin embargo, a diferencia de otros juegos musicales, en Kingdom Hearts: Melody of Memory estos no están asociados a un personaje único, si no que podremos pulsar cualquiera de los tres en cualquier momento. Habrá momentos incluso que tengamos que pulsar dos o los tres a la vez para eliminar a varios enemigos a la vez.

También tendremos enemigos que necesitaremos asestarles varios golpes para eliminarlos, por lo que tendremos que ser precisos en cada momento. Además de estos ataques básicos, tenemos la opción de lanzar magias para eleminar enemigos que estén fuera del pentagrama, así como poder saltar para esquivar ataque enemigos y acabar con sincorazón voladores. Por último, pero no menos importante, tenemos la opción de planear después de un salto para poder recoger diferentes notas musicales.

Análisis Kingdom Hearts: Melody of Memory

Todos estos elementos se ponen en pos de conseguir que lleguemos al final de la pista con vida. Ese es el objetivo último, conseguir sobrevivir a todas y cada una de las canciones del juego. Además, en cada una de ellas tendremos tres retos, que nos permitirán conseguir estrellas paopu con las que podremos ir desbloqueando los diferentes mundo del juego y avanzar en la Gira Mundial.

Este es el modo historia del juego, donde encontraremos también combates contra los jefes más icónicos de la saga. Estos no difieren mucho de cualquier otro nivel, salvo que se incluyen también acciones con los joystick y que de fondo podremos ver a nuestro trío protagonista luchando contra Ansem, por ejemplo. Esta secuencia de acción de fondo esta presente, pero no es predominante, ya que la acción para nosotros, los jugadores, sigue siendo el pentagrama por donde van apareciendo las diferentes acciones que debemos cumplir. No es nada que distraiga y si que aporta un plus al título.


Duración

Kingdom Hearts: Melody of Memory es un juego que en esencia no es muy largo. Completar la historia y cada una de las canciones de cada mundo y juego nos llevará unas 10 horas, aunque como siempre dependerá de nuestra habilidad y del nivel de dificultad en el que queramos jugar, donde podemos elegir entre tres: fácil, normal y experto.

Sin embargo, es un título que invita a rejugar cada nivel y cada canción. Primero, para conseguir la mejor puntuación posible, además de intentar completar cada pista en el máximo nivel de dificultad. Y segundo, por que en cada nivel tendremos tres desafíos a realizar. Es cierto que en más de uno de los niveles los haremos a la primera, pero varios de ellos nos pedirán repetir varias veces el nivel, bien por completarlos en diferentes niveles de dificultas, bien por eliminar  aun número determinado de enemigos.

Análisis Kingdom Hearts: Melody of Memory

Con todo esto, completar el juego al 100% nos va a llevar bastantes más horas de las indicadas arriba. Sacar todos los desafíos, todos los coleccionables (que conseguimos según completamos niveles y subimos de nivel) y conseguir los 1000G (ojo, todos los logros son secretos) nos puede llevar más de una veintena de horas con facilidad.


Conclusión

Kingdom Hearts; Melody of Memory es un, sin duda, un buen juego musical. Uno que sabe sacar todo el provecho a una licencia que tiene en su haber algunos de los temas más reconocibles de Disney, com This is Halloween, y otros de cosecha propia que son sencillamente impresionante, como Simple and Clean.

Es por ello que todo fan de la saga de Square Enix encontrará aquí un título que disfrutar. No excesivamente complejo, pero si desafíante. Además, sirve como un buen repaso a toda la saga. Si, no es tan profundo como los recopilatorios y hay algunos temas que se resumen demasiado, pero sirve para recordar por que estamos enamorados de su historia, sus personajes y sus mundos. 

Un regalo para los fans - ¡Comparte!    

Es cierto que se le puede reprochar que no hace avanzar demasiado la trama y que nos sueltan directamente en él, sin un previo o una explicación final. Pero no deja de ser un homenaje a la compositora de la saga, a modo de recopilatorio de toda la franquicia. 

Por otro lado, aquellos que quizás no sean tan fan de Kingdom Hearts pero disfruten con los juegos musicales, encontrarán en Melody of Memory un título muy completo, con varias ideas diferencia de ejecución de la fórmula más clásica. Además de, y sentimos ser pesados, auténticos clasicazos.

En resumen, Kingdom Hearts: Melody of Memory es un juego que disfrutarán tanto los fans más acérrimos de Sora como aquellos que sea su primer acercamiento a la saga pero disfruten con los juegos musicales del estudio.

8.2
MUY BUENO

Lo Mejor

  • La BSO, la saga y Disney son temas impresionantes.
  • Buenos niveles de dificultad y una buena curva de aprendizaje.
  • Buena jugabilidad, con un gran equilibrio entre acción, ritmo y escena.

Lo Peor

  • A veces falla la detección de la pulsación y la acción en pantalla.
  • Historia floja para lo que nos tienen acostumbrados la saga.
8 Apartado Técnico
7.5 Jugabilidad
9 Duración
Facebook Twitter E-mail
JGBassols

Mi vocación fue siempre la arqueología, pero por azares del destino termine enamorado de la Egiptología. Pero, sobre todo, soy periquito y gamer. Además, soy amante de las buenas historias. Si no me ves estudiando, estaré con un mando y una aventura en la consola.

Deja una respuesta