Análisis de Yars Recharged



Atari vuelve de nuevo, una compañía que dejo un legado en aquella era naciente de los videojuegos y que, a pesar de sus altibajos dentro de la industria, dejó un título de culto, una de sus franquicias más entrañables y recordadas, Yars Revenge, que apareció en la extinta pero no olvidada Atari 2600 justo en el año 1982.

Ahora en 2022, bajo el nombre de Yars Recharged, el juego regresa de la mano de Atari junto con el desarrollo a cargo de Adamvision y Sneakybox Studios. El título se nos presenta como un renacimiento del género del arcade/bullet hell shooter, que nos hará estar muy atentos a todo lo que ocurre en pantalla para poder salir victoriosos.


Apartado técnico

Tengamos en cuenta que es un juego cuyo apartado visual es muy llamativo, ya que tenemos un predominio de luces de neón que resaltan al protagonista y su arma más poderosa, en este caso Yars, presenta una coloración amarilla estará siempre junto su gran cañón Zorlon y su contraparte, los enemigos Qotile con otras tonalidades de color igual de destacables, todo con la finalidad de ser atractivos a la vista y mantenernos alertas de los disparos que serán esferas de poder. Es cierto que pudo ser mejor a nivel gráfico, pero tal vez sus desarrolladores quisieron conservar la esencia más clásica y se decantaron por una opción más conservadora.

La acción en pantalla se desarrolla con un scroll lateral, es decir que no vemos una acción en 3D, sino por el contrario, algo más plano o 2D, conservando elementos que hacen recordar al primer juego que apareció en 1982. No olvidemos que en el año 2011 existió una versión llamada Yars Revenge y que tenía un entorno 3d, con movimiento sobre rieles y que se alejaba visualmente de la fórmula original, por lo que este nuevo regreso no representa una carga gráfica demandante.

Yars recharged_1

Dado que es un juego que no es exigente en su apartado gráfico, sí es posible observar que es muy fluido, sin tener caídas de cuadros que puedan afectar la jugabilidad o incluso en nuestra partida. Por ejemplo, al estar en niveles más avanzados, la cantidad de disparos serán cada vez mayor, pero seguiremos con un gran control del personaje y de la situación a pesar de ver tantos elementos queriendo acabar con nosotros.

Es un juego que, a nivel visual, puede parecernos sencillo e incluso simple, pero no por eso deja de ser llamativo, muy agradable a la vista. Las explosiones al derrotar torres, artilleros o Qotile, son muy vistosas, estremeciendo la pantalla con un derroche de luces muy acordes a su estética.

yars_recharged_6

Ahora tocando el tema de su banda sonora, hay algo que no podemos negar, es muy contagiosa y va muy bien con la acción desenfrenada que vemos en pantalla, por otro lado, la configuración de audio que trae inicialmente es ajustable y es recomendable hacerlo, de lo contrario, los disparos, explosiones y los mordiscos de Yars a los escudos o enemigos, le robaran toda la atención a una melodía muy pegajosa, pero ya dependerá de los gustos de cada uno, las armonías son cortesía de Megan DcDufee que demuestra ser muy versátil al momento de dar esos tonos sobre la acción.


Jugabilidad

Hay juegos en que los gráficos no lo son todo, este claro ejemplo viene a demostrarlo, Yars Recharged cuenta con una jugabilidad que en los primeros compases de la acción podrá contrariarnos un poco si no estamos acostumbrados a este tipo de género y considerando también cómo se controla el personaje a medida que morimos y vamos experimentando, aprenderemos que no es tan complicado jugar con nuestro héroe.

Controlar y atacar con nuestro protagonista es sencillo, con el direccional izquierdo movemos a Yars y con el derecho hacemos que gire sobre su posición, al mismo tiempo que disparamos o devoramos escudos, suena fácil, el detalle es que al tener elementos en pantalla, como los disparos normales que también aparecen de ciertas zonas periódicamente, agregándole el remolino especial de los Qotile, junto a los rayos de las torres, hará que tengamos toda la atención tratando de esquivar y eliminar a los enemigos al mismo tiempo, sin contar que a medida que vamos avanzando, la recurrencia y velocidad de los disparos van incrementándose gradualmente como su dificultad que crece de una manera exponencial cada vez que avanzamos.

Análisis de Yars Recharged - Atari revive una saga de antaño y nos presenta Yars Recharged para disparar balas de nostalgia renovada. En este análisis te contamos qué te espera.

Todo dependerá de comprender los controles, que en cuestión de unos minutos aprenderemos rápidamente. El verdadero reto será nuestra habilidad para someternos a los elementos en pantalla, tratando de acabar con nosotros, mientras intentamos pasar el nivel acabando con cada Qotile, por algo este juego pertenece al género bullet hell shooter. Algo importante a conocer es que mientras estamos en un nivel, solo tendremos una vida, aunque contaremos con tres barras en nuestra parte superior izquierda, que al recibir un disparo, irán disminuyendo y al quedar sin ninguna, perderemos el nivel y tendremos que comenzar de cero, es decir, también perdemos el progreso o niveles que hayamos avanzado.

Una vez aprendemos la mecánica de juego, podemos elegir el modo arcade, que viene a ser el modo principal, en el que avanzaremos a través de niveles que incrementarán duramente su dificultad y nos obligará a aprender el patrón de los disparos y movimiento de los enemigos, como una danza, cada nuevo paso se nos hará complicado de seguir, pero a medida que continuamos haciéndolo, se volverá más manejable. Ahora bien, a medida que vamos mejorando y avanzando en el juego en este modo, nos daremos cuenta que los disparos aumentarán, como si de una lluvia frenética se tratara. Los Qotile estarán mejor protegidos y sus disparos especiales o remolinos serán más rápidos y certeros, también más barreras estarán esperando, lo cual convierte todo en un desafío a medida que avanzamos. Necesitamos tener buenos reflejos y contar con movimientos precisos ya que la pantalla es cada vez más abrumadora con tantos ataques por esquivar.  Perder en este modo significa perder nuestro progreso y por ende, tener que comenzar desde cero para poder culminarlo.

Quizás peca de ser repetitivo en sus mecánicas y enemigos, la verdadera variedad viene en cada nuevo nivel, en cómo afrontar la distribución de enemigos y poder acabar con el Qotile de turno, pero eso no lo quita la diversión  y alto grado de desafío que nos ofrece.

Análisis de Yars Recharged - Atari revive una saga de antaño y nos presenta Yars Recharged para disparar balas de nostalgia renovada. En este análisis te contamos qué te espera.

El modo misiones contiene niveles especiales cargados de un reto superior a los del modo arcade, en el que pondremos a prueba nuestra total habilidad ya que cada uno tendrá una distribución de los enemigos muy particular y más compleja que, al superarla, se nos dará un puntaje y podremos repetirla para mejorar nuestros números, o de lo contrario seguir a avanzando en más misiones. De todas formas, ambos modos iniciales son muy desafiantes, pero sentimos un grado de satisfacción al ir mejorando al igual que se vuelve adictivo avanzar, morir y reintentar. Quizás algo a tener en cuenta de esta producción es que ambos modos nos ofrecen de forma limitada solo 30 jefes, no es un juego infinito, pero sin duda alguna el poder avanzar y llegar al final es algo que no será nada sencillo de hacer ya que el avance se vuelve muy difícil.

Entretenido y adictivo - ¡Comparte!    

Además de los modos ya comentados, tenemos una experiencia multijugador local para añadir a un segundo jugador y obtener algo de ayuda, aunque no significa que todo vaya a ser más fácil, por el contrario, el reto irá en ascenso, por lo que nuestra concentración debe ser mayor y cada movimiento debe ser muy bien calculado. A todo lo anterior hay que sumarle la tabla de posiciones sea en solitario o multijugador, en la que veremos nuestro marcador y el de otros jugadores a nivel mundial, esto nos incentivará a mejorar nuestras habilidades si queremos alcanzar el podio en la clasificación al igual que alargará nuestro tiempo de juego.


Duración

En este apartado, siendo un juego árcade, de acción lateral, que cuenta con 30 jefes en cada modo y en el que todo dependerá de nuestra habilidad con el control, cada nivel será corto o largo, dependiendo de cómo enfoquemos nuestra estrategia de ataque, un aproximado de entre 2 – 4 horas puede ser lo que demoremos en terminarlo pero solo si tenemos la suficiente experiencia. Todo dependerá de nosotros y esas horas pueden alargarse si nuestra habilidad progresa lentamente. Ensayo y error serán nuestra postura inicial, también nuestra paciencia y calma serán un factor determinante en cómo avancemos, recordemos que es un juego muy desafiante. Para prolongar más la diversión, existen ciertos logros por hacer y que nos llevarán tiempo, pero si lo tuyo es puntuaciones, aquí encontrarás un incentivo para invertir tiempo y quedar en las mejores posiciones.

Análisis de Yars Recharged - Atari revive una saga de antaño y nos presenta Yars Recharged para disparar balas de nostalgia renovada. En este análisis te contamos qué te espera.

Si de niveles hablamos, estamos ante un juego no muy extenso, pero lo que tiene de corto lo tiene de adictivo y difícil, ya que una vez entiendas cómo funciona, no dejarás de intentar y buscar estrategia que podamos aplicar para avanzar. La cereza del pastel en la que junto a una banda sonora que nos estimula con cada momento, hace que el tiempo transcurra muy rápidamente sin darnos cuenta, si buscas un amigo, podrás disfrutar mucho más del título.


Conclusión

El regreso de esta querida saga no puede quedar en mejor representación en la actualidad. Es un juego corto para los jugadores más experimentados, aunque este término dependerá de nosotros mismos, tiene una curva de aprendizaje rápida, pero su dificultad, tu paciencia y la habilidad al mando, serán los elementos que te dejen enganchado jugando una y otra vez. Estamos ante un título que no es para no todo tipo de público, quizás los más puristas del género arcade lo logren culminar muy rápidamente, sin embargo aquellos que recién se acerquen a este espacio conseguirán un reto y puede que se sientan frustrados con cada incremento de dificultad al recorrer los niveles.

Yars Recharged es un regreso que nos ofrece un nuevo aire, puede que sea para un público muy específico, quizás muy bienvenido para aquellos que vieron crecer esta saga, pero algo es cierto: es muy entretenido, adictivo y te recomiendo darle una oportunidad.

Análisis de Yars Recharged - Atari revive una saga de antaño y nos presenta Yars Recharged para disparar balas de nostalgia renovada. En este análisis te contamos qué te espera.

6.8
BUENO

Lo Mejor

  • Nuevo aspecto visual muy llamativo
  • Muy adictivo y divertido al jugarlo, más si es en multijugador en compañía local
  • Tabla de clasificación mundial, para los mejores marcadores
  • Efectos de sonidos y una banda sonora muy buena

Lo Peor

  • Es un juego que puede ser corto
  • Su dificultad puede ser frustrante para muchos
  • Solo contamos con dos modos de juego
  • Puede pecar de repetitivo
7 Apartado Técnico
6.8 Jugabilidad
6.7 Duración
Facebook Twitter E-mail
Frank Montes

Amo mi familia por encima de todo, me encantan los videojuegos desde que tengo memoria y crecí con un intellivision II, he visto pasar generaciones y maravillarme de su evolución con los años.

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios