Análisis de The Wild Eight



El género de supervivencia es uno de los géneros que más prolíficos de los últimos años, haciendo realmente difícil para las desarrolladoras presentar un nuevo proyecto que logre diferenciarse de la gran cantidad de títulos similares que podemos encontrar disponibles actualmente en el mercado. Algo que Hype Train Digital y FNTASTIC lograron hacer con el lanzamiento el pasado 2017 de The Wild Eight.

The Wild Eight es un exigente juego de supervivencia que nos desafía a tratar de sobrevivir tras haber sufrido un accidente aéreo en la implacable Alaska. Uno de los principales puntos fuertes de este título, era la posibilidad de poder jugar de manera cooperativa con hasta 7 amigos más, algo que inexplicablemente no encontraremos disponible en su versión para consolas, reduciendo muchísimo la diversión que nos podría ofrecer el juego.


  Síguenos en Google News


Apartado técnico

El juego consta un apartado gráfico muy sencillo pero que funciona perfectamente, logrando crear unos entornos naturales que gozan de una gran personalidad, sobre todo si lo comparamos con títulos similares con un diseño mucho más genérico. Este diseño tan sencillo se complementa de manera perfecta con los filtros iluminación y partículas, algo que podremos observar claramente durante los diferentes cambios climáticos que deberemos afrontar y en los ciclos día/noche.

La banda sonora, aunque repetitiva cuándo llevas un rato jugando, encaja muy bien con la ambientación general del juego, ayudando mucho a tener una intensa sensación de soledad y abandono en el gélido páramo en el que nos encontramos.  El juego se encuentra con los textos totalmente dobladas al Español, aunque encontraremos más de una falta ortográfica o traducciones a medias, algo bastante típico en esta clase de juegos.

Algo que merece la pena mencionar en este apartado, son los importantes bugs que encontraremos en la versión de consolas de este título; algunos realmente molestos, como uno bastante común qué, de repente y sin previo aviso, te impide acceder a tu inventario, haciendo totalmente imposible continuar jugando sin reiniciar el último punto de guardado. Pero sin duda alguna el más molesto es un bug que directamente te impide cargar tu partida guardado, como me ha sucedido mientras jugaba para realizar este análisis, que me he visto obligado a volver a empezar de cero tras ser incapaz de cargar la partida principal.

El título no tiene activada la versión Quick Resume en Xbox Series X/S, algo que le vendría realmente bien a este título que solventaría el incómodo bug de las partidas guardadas incapaces de cargar.


Jugabilidad

Lo primero que deberemos hacer al comenzar, será escoger a uno de los ocho supervivientes que encontraremos disponibles, cada uno de ellos con sus propios puntos fuertes y debilidades que tendrán un impacto directo en la jugabilidad. Por ejemplo, encontraremos personajes capaces de soportar mucho mejor el hambre y el frío que otros, pero que a penas causarán daño a nuestros enemigos o se cansarán excesivamente rápido.

Como hemos mencionado anteriormente, en la versión de PC podemos jugar de manera cooperativa con hasta otros 7 amigos, cada uno con un personaje diferente que será más o menos útil dependiendo la situación que tengamos que afrontar; pero inexplicablemente esta opción no la encontraremos disponible en la versión de consolas.

Nada más empezar nuestra aventura, nos encontraremos en un aislado y remoto bosque en la gélida Alaska tras haber sobrevivido a un fatídico accidente aéreo. En este gélido páramo deberemos tratar de sobrevivir y conseguir ponernos en contacto con alguien capaz de sacarnos de este infierno helado. Totalmente abandonados a nuestra suerte y sin aparente ayuda cerca, deberemos estar muy atentos a los tres medidores de supervivencia: Salud, Hambre y Frío.

The Wild Eight es realmente exigente en este aspecto y no podremos quitarle el ojo en ningún momento a ninguno de los tres medidores, ya que sí uno de ellos llega cero, estaremos muertos a los pocos segundos, lo que supondrá tener que empezar prácticamente desde cero nuestro progreso (únicamente recuperaremos nuestro inventario si encontramos nuestro cadáver, pero nuestras habilidades se reiniciaran). Así que lo primero que deberemos hacer será recolectar los materiales necesarios para poder crear nuestro Refugio y el Taller, lugares entorno a los que girará todo nuestro progreso.

La construcción en este juego es extremadamente limitada si la comparamos con títulos del mismo género, ya que lo único que podremos construir además de nuestro refugio y el taller serán hogueras para cocinar y combatir el frío, baúles para guardar los diferentes recursos que iremos encontrando, un horno para fundir minerales y cárteles para marcar zonas del mapa.

A medida que vayamos realizando diferentes acciones como correr, talar leña, recoger minerales o cazar, iremos adquiriendo puntos de mejora que después podremos invertir en nuestro refugio para conseguir nuevas habilidades de las cinco ramas disponibles: Cazar, Movilidad, Ataque, Defensa y Recolección. Cada vez que mejoremos el refugio, ganaremos acceso a una nueva rama del árbol de habilidades, por lo que será crucial mantener actualizado nuestro refugio.

El Taller será el segundo elemento más importante del juego, ya que será aquí dónde podremos fabricar los diferentes objetivos que serán cruciales para nuestra supervivencia, tanto armas como ropa para defendernos del frío y de los ataques de los peligrosos seres que habitan estos bosques, como diferentes trampas y objetos especiales que nos facilitarán nuestro día a día.

Nuestro principal objetivo será recolectar recursos de manera continúa para lograr crear mejor equipamiento que nos permita hacer expediciones mucho más largas sin temor a morir de frío o hambre. Por suerte, tenemos la posibilidad de desmontar y llevar con nosotros tanto el Refugio como el Taller, por lo que, si nos pilla una tormenta de nieve en mitad de una expedición y no tenemos recursos para calentarnos, siempre podemos plantar el refugio y espera dentro a que pase la tormenta sin temor a morir congelados.

El frío y el hambre serán dos de nuestros mayores enemigos, sin embargo, no serán ni mucho menos los únicos, ya que este misterioso bosque esta habitado por lobos, osos y otras extrañas criaturas que no dudarán un segundo en lanzarse contra nosotros si tienen la oportunidad. Por suerte, a medida que avancemos encontraremos misteriosas instalaciones en las que podremos conseguir equipamiento que no será realmente útil para plantar cara a estas misteriosas amenazas.


Duración

La duración de Wild Eight es bastante relativa, es decir, dependerá muchísimo de como afronte el juego cada jugador. Sí quieres ir directo a completar la historia principal crafteando y creando solo lo justo y necesario, puedes completar el juego en unas pocas horas; si por el contrario, te dedicas a explorar, realizar misiones secundarias y craftear de manera continua, la duración del juego se verá multiplicada considerablemente.

Sin embargo, vale la pena mencionar que el juego no incentiva para nada la exploración más allá de las misiones, ya que lo encontraremos generalmente será un enorme mapa prácticamente vacío; y al no contar con modo multijugador, es muy poco probable que quieras volver a pasarte el título una vez hayas completado la historia.


Conclusión

Son muchos los juegos que llevo analizados para Generación Xbox, y The Wild Eight ha sido una de las mayores decepciones con las que me he encontrado. Conocía el juego en PC y me parece una propuesta realmente interesante, pero el hecho de que no hayan incluido el modo multijugador en su versión para consolas es algo que realmente no soy capaz de comprender, por no hablar de los molestos bugs que hacen que The Wild Eight sea prácticamente injugable.

Si te gustan los juegos de supervivencia exigentes, la versión para PC de The Wild Eight es un juego más que recomendable del que podrás disfrutar a un precio bastante bajo; sin embargo, su versión para consolas, al menos a día de hoy, no la recomendaría ni al peor de mis enemigos, ya que nunca antes me había frustrado tanto a la hora de realizar un análisis.

Este análisis ha sido realizado en una Xbox One X.

Podréis encontrar The Wild Eight disponible en la Microsoft Store por 19,99€.

6
ACEPTABLE

Lo Mejor

  • Supervivencia exigente
  • Gran Mapa

Lo Peor

  • Bugs demasiados graves
  • Falto de contenido
  • Sin modo multijugador
5 Apartado Técnico
7 70
6 Duración
Facebook Twitter E-mail
ABreaker1477

Spartan frustrado y fiel servidor de YorHa que, cuando no está trabajando, está escribiendo o retransmitiendo en Twitch.

Deja una respuesta