Análisis de The Enigma Machine



Si la ciencia ficción se erige como el campo especulativo más eficaz para proyectar potenciales futuros a partir del análisis de las problemáticas actuales, la singularidad tecnológica o el advenimiento de las máquinas como eje argumental, es el pretexto por excelencia para plantear cuál va a ser el destino próximo del ser humano. A través de este concepto concurren las teorías transhumanistas, las esperanzas y miedos puestos en el futuro y una serie de conjeturas que pretenden sintetizar la relación entre el ser humano y las tecnologías de última generación.

Una dosis intensiva de ciencia ficción - ¡Comparte!    

La humanidad, ante la amenaza que supone para muchos el triunfo de la tecnología a partir de su autonomía y superación al ser humano, plantea en ocasiones desde el arte tecnocientífico la proyección de las posibles direcciones que un futuro basado en el progreso a partir de la tecnología puede tomar. Pensar el concepto de singularidad desde el objeto y el proceso artístico, no sólo es eficaz y apasionante, sino que sin duda expande el terreno de la ciencia ficción más allá del cine, los videojuegos o la literatura, encontrando en el arte un terreno fértil y lleno de posibilidades.

Tal es el caso de The Enigma Machine, un juego de terror y ciencia ficción compuesto de rompecabezas que pone de manifiesto la inteligencia artificial en un mundo sin inteligencia emocional.

Suscríbete al canal de GX en Youtube



Apartado técnico

La llamada quinta generación de videoconsolas y ordenadores, así como en consonancia con el esquema de nombres generacionales, también es recordada como la era de 32 bits. Una era que tuvo que seguir a uno de los períodos más competitivos, algo que conllevó varios cambios relevantes, desde descubrir de nuevo que es lo que funcionaba y lo qué no, hasta una nueva estandarización gráfica que normalizó el uso de los gráficos en 3D poligonales.

The Enigma Machine

El resultado fue tener una generación de juegos con una apariencia muy específica, con modelados ásperos y puntiagudos debido a las limitaciones de memoria de la época. Una apariencia que también podemos ver de forma intencionada en The Enigma Machine, que tiene como objetivo capturar la oscuridad y la imprevisibilidad de los juegos de antaño. A este respecto, enmarcado dentro de una presentación (en completo español) que saca el máximo rendimiento a los televisores a través del uso de filtros.


Jugabilidad

A lo largo de la historia la mente ha sido concebida y definida en diferentes formas. En la actualidad el funcionalismo ha asociado la dualidad mente-cerebro más fuertemente con los conceptos equivalentes de software-hardware provenientes del ámbito de las ciencias de la computación. La enorme evolución del software a través de la inteligencia artificial ha permitido emular varios aspectos de la inteligencia humana. Esto que parece nuevo, ha sido en realidad la motivación de esta disciplina desde sus inicios.

Un hito importante en esta evolución son las técnicas bio-inspiradas de aprendizaje profundo que han posibilitado mejorar el desempeño de los algoritmos en diversas tareas y la implementación de sistemas prácticos de inteligencia artificial de propósito general.

The Enigma Machine

Sin embargo, ¿puede esta evolución llegar a dotar de una mente real a nuestras computadoras? ¿Podría por ejemplo dotarlas de una consciencia? Este tipo de preguntas son bastante sugestivas y seguramente generan muchas expectativas, por lo que dejan un guante difícil de levantar. Por suerte, The Enigma Machine hace muy bien los deberes a la hora de concebir en diferentes formas el fenómeno responsable del entendimiento, el raciocinio, la percepción, la emoción, la memoria, la imaginación, la voluntad, la consciencia y otras habilidades cognitivas (características esenciales del ser humano), proveyendo de una mente a las máquinas. Dicho de otra manera, tenemos que averiguar qué es lo que piensa y siente una máquina más allá de las palabras que profesa.

Y lo hace mediante la inclusión de diferentes rompecabezas (en primera persona) que no están únicamente al servicio de las mecánicas que conforman el juego que protagoniza estas líneas. De hecho, se desarrollan en lugares que nos resultan familiares y extraños al mismo tiempo, desde una galería de arte con cuadros y esculturas que contienen pistas sobre lo que estamos intentando resolver, hasta varios entornos 3D interactivos que podemos explorar.


Duración

El objetivo último de la IA, lograr que una máquina tenga una inteligencia de tipo general similar a la humana, es uno de los objetivos más ambiciosos que se ha planteado la ciencia. Por su dificultad, es comparable a otros grandes objetivos científicos como explicar el origen de la vida, el origen del universo o conocer la estructura de la materia.

The Enigma Machine

A lo largo de los últimos siglos, este afán por construir máquinas inteligentes nos ha conducido a inventar modelos o metáforas del cerebro humano y obras como The Enigma Machine dedican una hora aproximadamente para reservarnos un primer horizonte que dibujan los investigadores más brillantes; una distopía poblada por una máquina con una inteligencia infinitamente superior a la nuestra, con capacidad de aprender, de mejorarse a sí misma.


Conclusión

Como es de sobra conocido, el avance tecnológico inspira valoraciones tremendamente dispares. En este sentido, The Enigma Machine resulta interesante por los temas planteados, aunque queden simplemente esbozados y siembra la zozobra acerca de las posibilidades de la tecnología mientras pone el acento en las carencias del hombre. Todo descrito ágilmente, con la pluma afilada de Enigma Studio que en este caso resulta extremadamente versátil y exhibe una voz casi siempre provocadora y que en algunos casos roza lo siniestro.

Agradecemos a Dolores Entertainment el material proporcionado para poder realizar este análisis.

  • Apartado técnico
    70/100
  • Jugabilidad
    70/100
  • Duración
    65/100
68/100
Nota final

Lo bueno

  • Una propuesta casi siempre provocadora y que en algunos casos roza lo siniestro
  • Su propio concepto jugable

Lo malo

  • Subtítulos para ver con lupa
  • Algunos errores gráficos
Facebook Twitter E-mail
Alejandro Serrador

Jugador empedernido que descendió a los infiernos en pos de enfrentarse a sus demonios internos. Una experiencia que, a su vez, me llevó a redactar todo tipo de escritos.

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios