Análisis de Super Mega Baseball 3



Si algo he aprendido de un tiempo a esta parte es el arte de redactar escritos amparados en las diferentes disciplinas deportivas. Antaño, cualquier acto de socorro escudado en llamar a unos conocimientos deportivos que no existían, acababan cayendo en saco roto (y con razón). Por suerte, es algo que está cambiando a marchas forzadas, aunque aún me queda mucho camino por recorrer. Lo que sí sé es que las clásicas entregas anuales de FIFA, NBA 2K o PES mueven miles de millones de dólares y acaparan todas las miradas. Por suerte, otras disciplinas están consiguiendo hacerse un hueco más allá de ir con nuestro balón en los pies para que ninguno nos pueda detener.


  Síguenos en Google News

Aunque no con la misma trayectoria, la gente de Metalhead Software quiere extender la popularidad del béisbol más allá de Norteamérica con Super Mega Baseball, una propuesta en busca del equilibrio, ya que nos acerca este curioso deporte desde dos puntos de vista: uno que aboga por el realismo y otro que defiende la vertiente más desenfada. Una propuesta que se hace todavía más manifiesta con el lanzamiento de Super Mega Baseball 3.


Apartado técnico

La principal diferencia entre un personaje cartoon y uno más realista es que las características y la expresividad del primero se exageran mucho más. A la hora de crearlos, las nociones de anatomía ganan importancia, ya que para exagerarlos, primero hay que conocer los fundamentos, ampliando o reduciendo las formas y las proporciones con el fin de ofrecer ese aspecto tan dinámico y espectacular. Por supuesto, existen infinidad de variaciones, y no todos se crean a partir de siluetas simples y sombreados planos. De hecho, algunos personajes hacen uso de unos acabados mucho más trabajados.

Por desgracia, Super Mega Baseball 3 no encuentra su lugar en el mundo. Sí, el juego ofrece unos colores muy vivos, sobre todo si ponemos nuestras miras en los numerosos estadios, así como una apariencia bastante vistosa siempre y cuando nos paremos a ver el conjunto y no tanto los pequeños (y no tan pequeños) detalles. Porque la apariencia, la textura y la firmeza de los jugadores crean una sensación de plástico que creíamos haber dejado atrás en la pasada generación de consolas. Eso y el hecho de que muchos diseños abogan por una familiaridad sumamente abusiva, terminan propiciando una apariencia que, a pesar de no cobijarse en la mediocridad, podría haber dado mucho más de sí.


Jugabilidad

El béisbol es un deporte en el que se exige el ciento por ciento de coordinación de nuestros movimientos, de la misma manera que un buen ejercicio de fuerza-velocidad, resistencia y ejecución. La acción de batear se caracteriza por la realización de movimientos rápidos y precisos que se ejecutan a un ritmo determinado y que exigen una coordinación motora compleja. Por supuesto, Super Mega Baseball 3 es una experiencia que abraza la pura pasión por el deporte y las sensaciones antes comentadas, pero también hace gala de unas mecánicas lo suficientemente intuitivas para no convertirse únicamente en un simulador y así abarcar una bajante más arcade que recoge muy bien los fundamentos de esta modalidad.

Que su apariencia de dibujos animados no os lleve a equívocos, ya que tras Super Mega Baseball 3 se esconde una propuesta verdaderamente profunda que en los niveles más altos de dificultad abarca la simulación en detrimento a la accesibilidad. Sí, el juego de Metalhead Software hace muchos esfuerzos por ser lo más amigable posible para los neófitos para con este deporte, aunque a veces se queda en un intento fallido, pero también contiene varios de los aspectos más exigentes amparados en el mismo. Tanto es así que deberemos tener en cuenta el estado físico y mental de nuestros jugadores para batear la pelota, mandarla lo más lejos posible, y abarcar las bases de rigor. Son unas variables que también se extienden desde el lado de la defensa y que nos obliga a adoptar ciertas estrategias, especialmente cuando lanzamos las pelotas en pos de provocar un conteo de tres strikes.

De hecho, el deporte que nos ocupa pone a prueba nuestro ego cuando nos hacemos a los mandos. Porque si creemos que somos individuos perfectos en todos los aspectos, seres omnipotentes de mirada altiva y pose petulante, Super Mega Baseball 3 ya se encargará de bajarnos los humos. Y lo hace mediante un sistema con varias escalas en su haber que regula la dificultad entre partidos (hasta el nivel 99). Sin duda, es una idea realmente buena que deja a los selectores de dificultad como algo caduco.


Duración

Si algo derrocha Super Mega Baseball 3 es cantidad de contenidos, con modos de juego para todos los gustos y colores que pueden ser disfrutados tanto desconectados como a través de Internet. No obstante, la gallina de los huevos de oro es la inclusión de un modo Franquicia que nos permite crear a nuestro propio equipo, con su emblema, uniformes y colores desde un sencillo Editor, y con el cual podremos poner a prueba nuestras habilidades contra otros contrincantes en pos de alzarnos como vencedores. Al mismo tiempo, tendremos que formar un equipo dependiendo de nuestras necesidades y presupuesto disponibles, así como disponer de los jugadores necesarios para aumentar nuestras estadísticas.

El resto de la oferta está conformada a golpe de exhibiciones individuales y temporadas varias, las habituales en cualquier título deportivo que se precie, gracias a equipos ya establecidos, y que tienen todas las papeletas para sumar muchas horas a nuestro contador de juego.


Conclusión

Bajo el lema de no dejar a nadie atrás, Super Mega Baseball 3 reúne todos los aspectos necesarios para vivir la experiencia en un estadio de béisbol que puede ser disfrutada tanto por novatos como por expertos. Si bien, la acción de batear, una tarea extremadamente coordinada y que requiere de mucha precisión, debería ofrecer ayudas más visuales antes de saltar al terreno de juego y no guarecerse tanto en oleadas de textos explicativos (en inglés) abocados al tedio.

Porque el juego desarrollado por la gente de Metalhead Software ofrece una gran satisfacción, sobre todo en los momentos más tensos, pero a veces le hace falta un último empujón, y ese empujón viene de la necesidad de buscar una mayor familiaridad.

Agradecemos a Metalhead Software el material ofrecido para realizar este análisis.

7.2
BUENO

Lo Mejor

  • Una experiencia que abraza la pura pasión por el deporte y los toques arcade.
  • Derrocha una cantidad importante de modos de juego.
  • Esconde una propuesta verdaderamente profunda que pone a prueba nuestras habilidades.

Lo Peor

  • Gráficamente podría haber dado mucho más de sí.
  • Falta de ayudas más visuales para los que se quieran meter en este deporte.
6 Apartado Técnico
7 Jugabilidad
8.5 Duración
Facebook Twitter E-mail
Alejandro Serrador

Jugador empedernido que descendió a los infiernos en pos de enfrentarse a sus demonios internos. Una experiencia que, a su vez, me llevó a redactar todo tipo de escritos.

Deja una respuesta