Análisis de Scarlet Nexus



Todos somos fan o hemos jugado a las grandes sagas de los videojuegos. Entrega tras entrega volvemos a disfrutar de las historias de nuestros personajes favoritos a la vez que seguimos moviéndonos con jugabilidades cada vez más pulidas y que funcionan mejor incluso cuando cambiamos de generación. Sin embargo, estos van perdiendo poco a poco la habilidad de sorprendernos, quizás porque las entregas anuales han hecho bastante daño en este sentido. Es por eso que cada vez que cae en mis manos una nueva IP de calidad la disfruto el doble, sobre todo aquellas de las que apenas sabía nada antes de sumergirme de pleno.

Hace algo más de un mes llegó a Xbox la demo de Scarlet Nexus, una nueva IP de Bandai Namco de la que tenía ciertas dudas antes de poder probarla. Tal y como os conté en mis impresiones, estas dudas se me resolvieron en apenas unos minutos tras empezar mi primera partida de las varias que hice. Se nota que la compañía ya tiene una experiencia bastante grande con este tipo de videojuegos, y solo hace falta dedicarle un poco de tiempo a la demo para darse cuenta.

Scarlet Nexus es un soplo de aire fresco en el género - ¡Comparte!    

Por si no has leído estas impresiones o directamente no sabes nada sobre el juego, se trata de un Action-RPG ambientado en un futuro donde el descubrimiento de un tipo de hormona hace que algunos humanos desarrollen una serie de habilidades especiales, y que servirán de escudo frente a los Alter, unos seres monstruosos cuyo objetivo parece matar a toda persona sobre la faz del planeta. El juego desarrolla dos historias que si bien están separadas no pararán de entrecruzarse en varios momentos de la aventura, y posee un sistema de combate frenético y muy vistoso, capaz de engancharnos de principio a fin. ¿Confirmará el juego final las buenas impresiones que dejo su demo? ¡Vamos a verlo!


Apartado técnico

Tal y como puedes ver en las imágenes que acompañan a este texto, Scarlet Nexus se vale en parte del cel shading, o dicho de otra manera, de la tecnología que hace que el videojuego se parezca al anime. Digo que se vale solo en parte porque esta técnica solo se usa para el diseño de los personajes, haciendo un contraste con el resto del mundo, que está recreado de una manera más realista. Este contraste puede quedar raro al principio, pero lo cierto es que le sienta genial al conjunto del juego. 

Scarlet Nexus

Hablando precisamente del mundo creado para Scarlet Nexus, lo cierto es que es posiblemente el aspecto donde más claros y oscuros podemos ver en todo el juego. El diseño de Nueva Himuka está bastante logrado, con localizaciones bastante diferenciadas entre sí y con bastante personalidad. El problema reside en la forma de desplazarse por ella, que se realiza a través de un menú, eliminando por tanto cualquier tipo de sistema de exploración por el camino y perdiendo una oportunidad de oro. Las “mazmorras” que iremos visitando durante la aventura estéticamente son muy vistosas y funcionan muy bien, pero en ocasiones dan la sensación de ser simples pasillos repletos de enemigos y objetos por recoger.

La ausencia de exploración activa del mapa se echa demasiado en falta - ¡Comparte!    

Quitando todo esto pocas pegas se le pueden poner al apartado técnico de Scarlet Nexus. Creo que se puede apreciar bastante bien en las imágenes que acompañan a este texto como el estudio ha hecho un trabajo soberbio a la hora de diseñar y animar a los personajes. El juego ha llegado al mercado a la par de un anime protagonizado por sus personajes, y evidentemente esto ha jugado muy a su favor. Un punto un tanto controversial lo encontramos en las cinemáticas, que sustituyen en la mayoría de casos vídeos animados por escenas tipo manga donde los personajes aparecen hablando al más puro estilo Codec de Metal Gear. Es bastante probable que esto no sea del agrado de todo el mundo, pero en mi opinión se ha hecho un trabajo sobresaliente, y creo que Scarlet Nexus posee las mejores escenas de este tipo jamás hechas.

Scarlet Nexus

Por último, me queda hablar del rendimiento de Scarlet Nexus. He tenido la oportunidad de disfrutar de el juego en una Xbox Series X y debo decir que hace mucho tiempo que no caía en mis manos un juego tan pulido de lanzamiento. El título se mueve en todo momento a unos 60 fps que no se inmutan y con una resolución 4K, además de contar con unas pantallas de carga que, pese a ser un poco habituales, son tan breves que apenas te darás cuenta. Además, en mi experiencia no he podido ver ni un solo bug y, aunque parezca algo sin importancia, hay que reconocer que a día de hoy cualquier juego tiene al menos un par de salida (aunque sean sin importancia). No hay mucho que decir del apartado sonoro (exceptuando de la canción de la introducción, a cargo de Oral Cigarettes), pero si que cabe mencionar que el juego con un selector de voces (inglés y japonés) y totalmente traducido al español.


Jugabilidad

Antes de entrar en vereda y hablar de como es Scarlet Nexus a los mandos hay que mencionar que el juego está compuesto de dos historias “independientes”. Utilizo las comillas porque se tratan de dos campañas que irán siguiendo dos líneas argumentales diferentes pero que se irán cruzando prácticamente en cada etapa del juego. Los protagonistas, Yuito y Kasane, poseen sistemas de combate algo diferentes entre sí, con uno especializado en el combate cuerpo a cuerpo y con la otra con unos ataques más destinados a la media distancia. Lo que si que comparten ambos es el manejo de la telequinesia, que es la habilidad clave de este Scarlet Nexus y sobre la que se sustenta uno de los sistemas de combate más vistosos y frenéticos que he visto en los últimos años.

Scarlet Nexus

De la historia en sí no me gustaría revelar demasiada información para huir de los spoilers. Basta con decir que tomemos el papel que tomemos seremos un recluta de la FSA y justo desde nuestro primer día las cosas empezarán a torcerse por culpa de los Alters, unos seres cuya única motivación parece ser alimentarse de cerebros humanos. He de decir que lo que es la trama en sí está bastante bien resuelta y se hace interesante de principio a final, aunque por ponerle alguna pega lo cierto es que abusa de algún que otro cliché y en determinados momentos tendrá demasiadas pausas y ausencias narrativas que cortan un poco un ritmo que intenta ser vertiginoso desde el momento que la historia empieza a despegar (lo que, por cierto, no tarda más de un par de horas en ocurrir).

Scarlet Nexus abarca demasiado…y no del todo bien

En lo que respecta al combate, tal y como ya me has podido leer decir se trata de un Action-RPG bastante clásico, y hasta ahí todo correcto. Sin embargo, no hay que dedicarle demasiadas horas al juego para ver como la parte del combate y la acción está mucho mejor desarrollada que la del RPG, a la que se le ven un poco las costuras y peca de falta de opciones. Ojo, esta pequeña falta de opciones no quiere decir en absoluto que se trate de un mal juego en este aspecto, y es que lo que hace lo sabe resolver muy bien, asentando por el camino una serie de elementos o de posibilidades que deberían ser expandidas en una secuela. 

Scarlet Nexus

El sistema de combate en sí mezcla ataques cuerpo a cuerpo (ya sea con la katana de Yuito o los cuchillos de Kasane) con la telequinesis. Para golpear con nuestra arma tendremos dos botones, uno de ataque básico y otro para ataques especiales, con los que se recargará más rápidamente nuestra barra de poder. Esta barra será la que nos medirá la posibilidad de usar la telequinesis, con la que podremos coger objetos de todo tipo para golpear a los enemigos, haciendo combos totalmente alucinantes. Ya lo mencioné en mis impresiones de la demo, pero me parece muy original que el tiempo que tenemos que pulsar el gatillo para la telequinesis depende del peso del objeto, siendo muy alto cuando levantamos, por ejemplo, un coche. A este gatillo debemos sumarle otro que sirve para ataques de telequinesia contextuales, en los que aparecerá un comando en pantalla para desatar todo su poder. Todo esto se suma a unas ejecuciones espectaculares y de lo más vistosas, donde cada tipo de Alter tiene la suya propia (o incluso varias).

Su sistema de combate merece una matrícula de honor - ¡Comparte!    

A esto anterior, que es la base del combate, debemos sumarle dos elementos más. Por un lado tenemos el llamado SAS, que explicado brevemente consiste en un mecanismo que nos permite tomar prestado la habilidad de un compañero por un breve período de tiempo. Este sistema está bastante bien introducido por la historia, a través de la que veremos como en cada segmento del juego tenemos unas habilidades u otras (según quien forme nuestro grupo). Si bien es cierto que solo manejaremos a Yuito y Kasane, la mayoría del tiempo iremos acompañados de dos aliados (más otros dos “reservas”) que nos ayudarán además de prestarnos su habilidad. Tenemos poderes para todos los gustos, desde piroquinésis a invisibilidad, pasando por super velocidad o teletransporte. Con nuestros aliados tendremos un sistema de afinidad muy del estilo Persona, y mientras más nivel tengamos con ellos más posibilidades o fuerza tendrá su poder cuando usemos el SAS.

Scarlet Nexus

El otro elemento que acaba por completar el sistema de combate es el Campo Cerebral, que vendría a ser como una transformación a la que tenemos acceso cuando terminamos de llenar un indicador combatiendo. No quiero desvelar mucho más sobre ella (puesto que tiene peso argumental), pero en pantalla queda especialmente espectacular y será todo una gozada cada vez que la uséis. Todo esto forma un sistema que funciona al 100% y que nunca aburre, además de ser un espectáculo visual. Sin embargo, y como he dicho antes, esto no acompaña al sistema de evolución del personaje, que se limita al típico árbol de habilidades básicamente. Tendremos la posibilidad de ir desbloqueando nuevos atuendos (sin atributos, meramente estéticos) y mejoras de armas pero que no tienen estadísticas que influyan demasiado en el combate, además de unos accesorios que nos otorgarán algo más de salud, daño o protecciones contra efectos alterados.


Duración

En lo que a duración y contenido se refiere, Scarlet Nexus se aleja un poco del arquetipo clásico de Action-RPG. El juego posee una historia principal dividida en fases, y estas se encuentran separadas por intermedios que utilizaremos básicamente para fortalecer el vínculo con nuestros compañeros. ¿Eso quiere decir que no hay misiones secundarias? Si y no. Por el mundo habrá NPCs que nos darán encargos muy básicos, limitados a matar a cierto enemigo de una forma o recoger un número determinado de componentes, y una vez completados podremos canjear la recompensa desde el inventario. Misiones secundarias más complejas como si podremos encontrar en otros juegos del mismo tipo solo tenemos los episodios de vínculos, pero la mayoría (no todos) se limitan a ser conversaciones donde aprendemos más de nuestros compañeros. 

Scarlet Nexus

Completar la historia principal de uno de los protagonistas nos debería llevar en dificultad normal las 20-25 horas, cifra que no está nada mal. Esta falta de contenido secundario complejo que he mencionado se compensa muy bien con la posibilidad de iniciar una Nueva Partida+ con el otro de los personajes, completando así las lagunas argumentales que hayamos tenido en la primera de nuestras partidas. Además, si sois completistas y queréis lograr todos los logros entonces tendréis Scarlet Nexus para rato, pudiendo alargarse la experiencia fácilmente hasta las 40 horas.


Conclusión

Completar Scarlet Nexus ha supuesto para mi todo un viaje. Soy muy enemigo del hype, que casi siempre tiende a producir desencantos en los videojuegos (que se lo digan a Cyberpunk 2077), pero la verdad es que tras haber jugado la demo unas cuantas veces tenía unas ganas gigantescas de ver que ofrecía el producto completo. Ahora que lo he terminado he de decir que, por una vez, el hype estaba justificado. Scarlet Nexus es un auténtico JUEGAZO, con todas las letras de la palabra en mayúscula. Esto por supuesto no quiere decir que el juego sea perfecto, y es que tiene algunos problemas o carencias que de haber sido resueltos podríamos haber estado ante uno de los mejores videojuegos japoneses de los últimos años.

Scarlet Nexus es un inesperado imprescindible - ¡Comparte!    

Dejando a un lado del sistema de progresión y los elementos más de corte RPG (que cumplen, sin más), siento que el estudio debería haber planteado el mundo de Scarlet Nexus de otra manera más compleja. Los escenarios que visitamos durante la aventura deberían estar más interconectados entre sí, permitiendo al jugador poder desplazarse por ellos de una manera más natural pero sin la necesidad tampoco de crear un mundo abierto. Por supuesto y aunque a mi personalmente me ha encantado, estoy convencido de que mucha gente se sentirá decepcionada con la “ausencia” de cinemáticas, pero estas son vistosísimas y no creo que le resten calidad al producto.

Ya está, eso es todo lo malo que tiene Scarlet Nexus. Su historia te atrapará prácticamente desde el primer minuto, y desearás seguir avanzando para descubrir todos los secretos que guardan sus personajes (y los giros de guion, que no son pocos). Gracias a su frenético y vistoso sistema de combate estaremos ojipláticos a cada esquina, y los combates contra los jefes son especialmente espectaculares, incluso aquellos que guardan algún secretito bajo ellos. Por todo esto no puedo decir otra cosa que Scarlet Nexus es un juego sobresaliente y que creo que todos los amantes de los juegos japoneses y los Action RPG deberían disfrutar

Scarlet Nexus

Análisis de Scarlet Nexus - Hoy analizamos Scarlet Nexus, uno de los mejores RPG de acción de los últimos años y un firme candidato a ser el mejor juego japonés de 2021.
9
Sobresaliente

Lo Mejor

  • Un muy buen uso del Cel Shading
  • El diseño de sus personajes
  • Su historia, absorbente
  • Un sistema de combate impactante
  • La telequinésis es MUY divertida de usar
  • Dos historias que le dan una muy buena duración

Lo Peor

  • La conexión entre los mapas
  • Algunos escenarios son demasiado pasilleros
  • Componentes RPG un poco flojos
9 Apartado Técnico
9.5 Jugabilidad
8.5 Duración
Facebook Twitter E-mail
Juan Lorente

Abogado de profesión y amante de los videojuegos desde que probe Street Fighter II en un Commodore Amiga.

Deja una respuesta