Análisis de Rocket Arena



En el EA Play Live 2020, EA nos enseñó una nueva propuesta dentro de EA Original, su programa dedicado a ayudar a equipos de desarrollo más pequeños. En esta ocasión, ponían el foco en los Hero shooter al más puro estilo Overwatch, con la nueva propuesta de Final Strike Games: Rocket Arena.

El juego cuenta con una ventaja inicial muy importante: gran parte del estudio son antiguos miembros de los equipos creativos detrás de Call of Duty y diversos AAA enfocados a los disparos en primera persona. Es decir, desarrolladores ya veteranos en esto de realizar shooter, con una idea clara de que es lo que había que conseguir con Rocket Arena.


  Síguenos en Google News

Y este punto es algo que se nota desde el primer contacto con el juego. El sistema de juego es de lo mejor de este nuevo Hero Shooter que, como iremos desgranando en nuestro análisis, permite que cada arma se siente única. Pero como suele pasar, no todo lo que reluce es oro.


Apartado técnico

Empezando por el apartado técnico, es cierto que Rocket Arena es un juego vistoso. Su estética cartoon cercana a las obras de Pixar entra por los ojos desde el primer momento. Cada personaje cuenta con una identidad propia que podemos ver reflejadas en sus vestimentas, armas o gestos. Y al igual ocurre con los mapas, varios y coloridos.

Sin embargo, la sensación final que nos queda es es un juego que estéticamente es muy genérico. Es decir, que aunque es bastante detallista, no es algo novedoso. Los personajes, aunque variados, no tienen un diseño espectacular y podrían pasar perfectamente por personajes de, por ejemplo Fortnite. 

Además, algunos mapas no están bien del todo construidos, llegando a ser confusos en más de una ocasión y favoreciendo demasiado el caos en las partidas. Esto hace que al final muy dificil saber donde estas, por donde vienen el enemigo o donde está el objetivo.

Rocket Arena

En cuanto a rendimiento, nosotros lo hemos jugado en dos Xbox One X y la experiencia ha sido totalmente dispar. Mientras que en una de la consolas Rocket Arena ha tenido un rendimiento bastante notable y correcto, en la otra ha sido todo lo contrario. Cuelgues del juego que cerraban el título, imposibilidad de hacer grupos o iniciar partidas online. Problemas que lastran bastante la experiencia.

Por otro lado, siguiendo con los problemas técnicos, nos encontramos el crossplay. La funcionalidad está implementada de lanzamiento, pero su rendimiento no es del todo exacto. Nosotros quisimos probar a jugar con jugadores de PC y nos encontramos con la imposibilidad de conseguir reunir grupos de tres jugadores o que no dejase empezar partidas aún teniendo todos el crossplay activado. Sin duda, un punto a mejorar de manera urgente.


Jugabilidad

Pero vayamos a lo realmente importante, el gameplay. En Rocket Arena nos encontramos un título competitivo 3vs3 en tercera persona. Y su mejor baza es, sin duda, su gunplay. Aquí se nota la mano del estudio y el historial previo con otros shooters. Y se ve especialmente en cada arma ya que, aunque todas disparan cohetes, cada una tiene un ritmo, un tempo, diferente. No es lo mismo apuntar y disparar con una ballesta de mano que con un lanzachoetes

Y esto está perfectamente logrado y es algo que sentiremos en cada disparo. Tendremos que calcular la distancia, la velocidad y el movimiento con precisión, ya que con cada una de las armas de cada personaje será diferente. Y eso le da un punto de profundidad a Rocket Arena impresionante.

Rocket Arena

Pero no todo se basa en lanzar cohetes y ser preciso. También tendremos que saber usar las dos habilidades con las que cuentan cada héroe. Estas pueden ser de diversa índole, desde ataques secundarios y aumentos de velocidad hasta escudos protectores que repelen los cohetes rivales. Todas ellas diferentes entre sí y fijas a cada héroe. Eso sí, no hay ningún tipo de especialización en el juego. No encontramos DPS, tanques o apoyos. Todos los personajes son del mismo tipo, no existiendo una necesidad de cumplir un rol en cada partida.

Esto sin duda le resta profundidad al juego y, por su concepción como Hero Shooter, es un gran hándicap. No hay una necesidad de coordinarse con el equipo en la elección de cada personaje. Al no existir los roles o especializaciones, encontramos un juego que prima la acción por encima de todo, buscando siempre el enfrentamiento y no invitando a la coordinación.

Rocket Arena

Por último, destacar que nos encontramos con los cachivaches, una suerte de objetos o amuletos que sirven para aumentar algunas stats de los personajes. Estos no son diferencias y todos los jugadores los consiguen según van subiendo de nivel. Sirven para, por ejemplo, que el aturdimiento dure menos o que puedas saltar más largo. Lo bueno es que no se pueden comprar, por lo que no estamos ante un Pay to Win. Lo malo, que el matchmaking te empareja con cualquier jugador, y si eres un recién llegado a Rocket Arena te puedes enfrentar a gente de nivel 40 (que ya la hay), con algunos cachivaches al máximo nivel, cuando si representan una ventaja. Y esto, lógicamente, rompe la magia del juego en sus compases iniciales.

Rocket Arena

En cuanto a los modos de juegos, más allá del de eliminar al equipo rival un número limitada de veces, nos encontramos con tres opciones. La primera es una mezcla de Rocket League al más puro estilo Lucioball de Overwatch. Sí, tendremos que conseguir meter gol en la zona enemiga. Rápido y sencillo y uno de los que más situaciones caóticas crea. El segundo modo es el típico Rey de la Colina, donde deberemos controlar diferentes puntos que se activan con el paso del tiempo para ganar.

Para terminar, tenemos el modo más diferencial de todo: Caza del Tesoro, donde debemos conseguir superar al rival en la obtención de manera. Al más puro estilo Mario Bros, tendremos que conseguir más monedas que el rival en dos fases: una manteniendo un cofre del tesoro y otro cogiendo monedas. Literalmente. 


Duración

Rocket Arena, como buen Hero Shooter, es un juego infinito. El tiempo que nos duré dependerá de cada jugador y de las horas que quiera echarle. Dominar y alcanzar el nivel máximo con cada personaje es una ardua tarea, teniendo en cuenta que contamos con cien niveles para cada uno. Por lo que si queremos conseguir todo al 100%, tardaremos bastantes decenas de horas en completarlo.

Rocket Arena

Por otro lado, también influirá mucho el contenido post-lanzamiento que tenga preparado EA. Sabemos que el próximo 28 de julio llegará la primera temporada al juego, con el primer pase de batalla de Rocket Arena, y veremos que es lo que tienen pensado en la compañía para conseguir que los usuarios sigan jugando diariamente y semanalmente al título.


Conclusión

Rocket Arena es un buen shooter multijugador, pero que se queda corto para ser un Hero Shooter. Tras nuestras partidas, la sensación que nos queda es que sería como un “Mi primer Overwatch”. Un juego con el que introducirse al género. Cuenta con las mecánicas esenciales, como las habilidades de cada personaje, pero le falla ese nivel de profundización al que están acostumbrados los jugadores de los Hero Shooter.

El no tener especializaciones y no contar con el juego en equipo, con la necesidad de combinar bien a cada uno de los héroes, le resta mucha profundidad. Si, cada héroe tiene habilidades diferentes y son totalmente dispares, pero en esencial son el mismo prototipo. Y teniendo en el mercado otras propuestas como puede ser el mismo Bleeding Edge o Paladins, termina sabiendo a poco.

Eso sí, el gunplay es uno de los grandes puntos a favor con los que cuenta Rocket League. Pulido y notándose las diferencias entre cada arma aunque todas se basen en lanzacohetes. Sin duda, se nota que quién está detrás del juego sabe lo que se hace.

En definitiva, Rocket Arena es un buen juego, un buen shooter, pero que adolece en lo que se podría considerar esencial dentro del género en el que se incluye. Esto no quita que no sea un juego divertido y totalmente disfrutable, pero aquel que se acerqué a él por esta vertiente se encontrará una propuesta algo capada.

Justo lo contrario para quién nunca haya jugado a un Overwatch, donde encontrará una propuesta divertida para introducirse en el género. 

*Gracias a Electronic Arts por habernos proporcionado el material para la review.

7
BUENO

Lo Mejor

  • Jugabilidad rápida, sencilla de aprender y difícil de dominar.
  • Los diferentes saltos y la posibilidad de moverte disparando tus propios cohetes.

Lo Peor

  • El modo Rocketball termina convirtiéndose en un auténtico caos.
  • Diseño genérico de personajes y escenarios.
  • La ausencia de clases le da poca profundidad en el gameplay para tratarse de un Hero Shooter.
6.5 Apartado Técnico
7.5 Jugabilidad
7 Duración
Facebook Twitter E-mail
JGBassols

Mi vocación fue siempre la arqueología, pero por azares del destino termine enamorado de la Egiptología. Pero, sobre todo, soy periquito y gamer. Además, soy amante de las buenas historias. Si no me ves estudiando, estaré con un mando y una aventura en la consola.

Deja una respuesta