Análisis de Pumpkin Jack



Aunque os lo traemos unos días más tarde, si que nos dió tiempo de jugarlo para Halloween, porque fuera de los juegos de miedo y de terror, posiblemente Pumpkin Jack sea el mejor juego para este señalado día, sobre todo porque además de poder jugarlo en familia sin tener que mandar a los niños a la cama, te vas a divertir como si fueras uno de ellos.

Una maravilla 3D escondida bajo una simpática fachada - ¡Comparte!    

Nos gusta ver como títulos que aparentemente pudieran estar creados por un estudio consolidado, nacen sólo de una persona. Y es que Pumpkin Jack solo ha sido creado por Nicolas Meyssonnier, que gracias a Headup Games consiguió los suficientes recursos y tiempo para traer esta maravilla indie que sonrojaría a muchos títulos con más recursos. Realmente es meritorio lo conseguido, porque ya os adelantamos que poco hay que objetar o decir malo sobre este completo plataformas 3D que seguro que nadie despreciaría leyendo esta crítica.

Análisis de Pumpkin Jack

Medievil, Spyro y Crash Bandicoot fueron los grandes exponentes de una época de los 32 bits con geniales plataformas 3D y que esta generación poco a poco también se han ido mostrando, no sólo estos mismos con unas remasterizaciones de alta calidad, si no otros nuevos como Yooka & Laylee o Super Lucky’s Tale, que parecen salir de esta misma escuela. Pumpkin Jack sigue esta misma estela y a su manera demuestra que siempre hay hueco para uno más si tocan las cuerdas necesarias en el momento necesario.

Lo cierto es que prácticamente todos conocéis la relación entre las calabazas y Halloween, pero en EE.UU. tienen incluso nombre: Jack-O-Lantern. Y precisamente de ahí viene nuestro protagonista “Calabaza Jack”, en la leyenda, Pumpkin Jack es una especie de travieso ente cuya especialidad es el engaño y del que ni siquiera el propio Diablo se fia de él. Sin embargo, éste último, en un intento por acabar de una vez por todas con la felicidad en la tierra, manda a hordas y hordas de muertos vivientes y demonios para acabar con ella, pero un campeón humano, un mago tiene todas las papeletas y el poder para acabar con sus planes. La respuesta directa del Diablo es enviar a Jack a detenerlo, pero, ¿realmente obedecerá sus órdenes?


Apartado técnico

Desde el propio menú de inicio ya supimos que lo que íbamos a ver nos gustaría. Esa estética tan típica de los plataformas 3D, excesivamente saturada en color pero con la ambientación terrorífica de los naranjas y morados de Halloween combinan de una manera genial. Y es que dentro del juego, sigue manteniéndose con maestría, incluso contando con varias localizaciones totalmente distintas, como un pantano, una ciudad, un bosque o un cementerio.

Técnicamente, a pesar de estar hecho sólo por una persona, luce de forma fenomenal. Cierto es que las texturas y la carga poligonal no es la mejor del mundo, pero la iluminación global aporta un grado de calidad enorme que nos hace olvidarlo rápidamente. En Xbox One X no cuenta con una mejora de resolución o al menos no resulta apreciable, pero si que se mueve a 60fps, algo que se agradece. Tanto en el plataformeo como en la lucha nos vendrá de lujo este tiempo de respuesta, por lo que las sensaciones son magníficas en todo momento.

Análisis de Pumpkin Jack

Pero no todo es el aspecto visual. En el sonoro, la música nos ha encantado, siendo un acompañamiento perfecto. Es tan agradable y adecuada a cada momento que nos hemos tenido que esforzar para descubrir que para las batallas la canción es la misma siempre. Una composición poco compleja que sin embargo funciona perfectamente. En las conversaciones que nos encontraremos, los personajes emitirán un solo sonido que los identifique…también en consonancia a lo típico del género, con cuadros de texto en perfecto español.


Jugabilidad

Pero a todo esto que hemos dicho hasta ahora, hay que añadirle lo importante, una divertida jugabilidad que no defraudará a nadie. A medio caballo entre la sencillez de este tipo de plataformas y la dificultad de los patrones de algunos de los jefes finales, lo cierto es que Pumpkin Jack ha cumplido de sobra su promesa de entretenimiento. Empezaremos poco a poco con un desarrollo guiado muy simple y solo nuestro amigo cuervo como arma arrojadiza, pero llegaremos a coger hasta 5 armas distintas en toda la aventura, cada una aportando un estilo y funcionalidad distinta, con un gran énfasis en los combates, que casi superan a los de Medievil, mucho más simple en este aspecto.

Análisis de Pumpkin Jack

Con un plus de plataformeo, doble salto incluido, nos iremos moviendo por los escenarios teniendo que luchar contra un buen número de enemigos, que nos obligarán a hacer buen uso del botón de esquivar, para no recibir impactos continuos. Siendo esa la base, el desarrollo nos va proponiendo algunos momentos en los que tendremos que encontrar piezas para avanzar, mover carros explosivos para desbloquear puertas, incluso resolver algunos mini puzzles sólo manejando la cabeza de Jack, incluido uno musical al más puro estilo Simon.

Todo esto permite que el desarrollo resulte refrescante y entretenido, pero no es la guinda del pastel. Pronto lo descubriremos cuando Jack se monte en una vagoneta y recorra una suerte de recorrido de railes imposibles mientras derribamos barreras y saltamos. No supone un gran desafío, aunque cada fallo sea una muerte directa, será un multiplicador de la diversión, por que a lo largo de la aventura encontraremos eventos similares e igualmente curiosos.

Análisis de Pumpkin Jack

Y por supuesto, lo que hemos nombrado más arriba: las luchas con los jefes, que aúpan la jugabilidad a nuevas cuotas, ya que cada uno de ellos se basa en un sistema de combate diferente y original, teniendo que usar una estrategia concreta para vencerlos. En definitiva, un conjunto jugable aparentemente sencillo, pero muy sólido y compacto.


Duración

No es el colmo de la duración, ya que Pumpkin Jack no se irá mucho más allá de las 6 horas y en este caso si que nos ha sabido a poco. Alguna arma adicional, un nuevo boss y otro evento especial más hubieran dado el toque necesario para elevarlo a ese punto de notable alto. No obstante, siempre nos queda volver a darle otra vuelta y coger todas las cabezas de cuervo para poder comprar todos los trajes de Jack en la tienda.

Análisis de Pumpkin Jack


Conclusión

 

Pumpkin Jack no es el mejor plataformas 3D, ni el mejor indie, pero su propuesta es sólida como una roca. Lo puedes comparar con cualquiera de sus referencias y siempre sale bien parado. Se nota que en el fondo es un indie hecho por una persona, pero el conjunto artístico, gráfico y jugable es muy bueno.

Análisis de Pumpkin Jack

Ideal para Halloween y con su simpática manufactura, entra de lleno en ese subgénero de títulos ideales para jugarlos en familia. No resulta complicado imaginarse un Pumpkin Jack 2, mucho más trabajado, extenso y con un presupuesto mayor. Talento no le falta a Nicolas y calidad a su trabajo tampoco. Un plataformas 3D notable del que seguro no te arrepentirás de probar.

*Gracias a Headup Games por habernos proporcionado el material para la review.

7.7
MUY DIVERTIDO

Lo Mejor

  • Compacto, sólido y divertido.
  • Un plataformas 3D de calidad y variado.
  • Los eventos especiales que rompen con lo esperado.

Lo Peor

  • Es corto, nos quedamos con ganas de mas.
  • Algún escenario más elaborado en términos de objetivos.
8 Apartado Técnico
8 Jugabilidad
7 Duración
Facebook Twitter E-mail
Pedro Del Pozo

Apasionado de los videojuegos desde hace 20 años, Pecero hasta la médula, hasta que la Xbox One me sedujo al salón. Los shooters son mi pasión y los juegos de mundo abierto mi enemigo natural.

Deja una respuesta