Análisis de Kona

Kona es un videojuego independiente centrado en la exploración y la supervivencia en primera persona. Ha sido desarrollado por Parabole y ha llegado a consolas después de que ya se hubiese podido jugar en una fase de acceso anticipado en Steam donde recibió muy buenas críticas por parte de los usuarios.

Aunque la supervivencia es uno de los factores en los que se centra el título, es más bien un complemento de la jugabilidad, un añadido que aporta personalidad al título y mejora la jugabilidad, pero no tendrá un protagonismo demasiado uno de los elementos más relevantes del título. Por otro lado, la exploración sí que será el alma del juego y jugará un papel fundamental durante nuestra aventura a través del videojuego y de la trama.

En Kona nos pondremos en la piel de un detective privado al que han contratado para hacer un trabajo que no es demasiado relevante, pero que poco a poco iremos descubriendo que hay mucho más escondido de lo que podremos ver en un principio. Acompañados en todo momento de un narrador omnisciente que nos explicará qué está pasando y nos pondrá en contexto desde el primer momento, ayudándonos a profundizar en la historia mucho más allá de quedarnos en lo que estamos viendo.

Hora de adentrarse en el frío invierno canadiense.

Y aquí es cuando empieza nuestra aventura, conduciendo nuestro coche mientras sin saberlo nos estamos acercando a una ventisca tan bonita como peligrosa que desencadenará toda una clase de sucesos inesperados que harán que quedemos atrapados en la trama.
Apartado Técnico
El juego de por sí tiene un acabado muy pulido, en Xbox One funciona de forma muy fluida y durante este análisis no hemos experimentado ningún bug, crasheo o problema que nos impida disfrutar de la experiencia que ofrece Kona, algo que sin duda es bastante importante.

El apartado gráfico del título puede definirse como correcto, cumple de sobra con lo que uno se espera al ponerse a los mandos de un juego independiente. Los gráficos cuentan con un buen acabado, al principio del juego, antes de la ventisca, notaremos que son bastante limitados y posiblemente tardemos sentirnos cómodos en el videojuego, pero a medida que avancemos, esta sensación desaparecerá casi por completo.

Una vez entramos en la ventisca, Kona aprovechará de forma muy inteligente las condiciones meteorológicas para darnos una sensación de frío y mal tiempo. Al tener una visión limitada y más difuminada en distancias cortas, el juego no sólo será más realista, sino que ayudará a que pasemos por alto el apartado gráfico del juego y facilite muchísimo la inmersión. Pero aún así habrá objetos o animales que se verán con un acabado muy limitado.

No hace falta que os diga lo peligroso que es conducir en una ventisca mirando un mapa…

El peor enemigo de Kona sin lugar a duda, son sus tiempos de carga, que a pesar de que no son demasiado largos, sí que serán bastante numerosos y los encontraremos de forma muy diferente a como solemos hacerlo habitualmente en otros juegos donde encontramos mundos abiertos.

El mundo abierto en el que nos encontraremos, estará delimitado por distintas zonas o secciones, al ser un paraje canadiense en una zona montañosa, encontraremos diferentes viviendas, tiendas o puntos de interés separados por grandes distancias, con lo cual necesitaremos un vehículo para poder trasladarnos de forma óptima y entre estas zonas existirán puntos de carga. De por si no es un problema, pero el hecho de ir conduciendo y que sin previo aviso se congele la imagen y aparezca el icono indicando que el juego está cargando, es algo que entorpece un poco la experiencia. La parte positiva de estos tiempos de carga, es que al pausar el juego y dejar que se cargue una nueva zona de juego, nos evita ver elementos como el popping y demás.

El apartado musical de Kona es uno de sus puntos más elaborados, la banda sonora es magnífica y nos acompañará durante gran parte del juego y hará que el viaje sea mucho más llevadero, aunque algunos elementos como la radio de nuestro coche puede ser más repetitivo y hará que la apaguemos en más de una ocasión, la música del juego es un buen añadido al conjunto global del título. Pero no sólo eso podemos hablar de la música, los distintos sonidos como el fuego, las pisadas en la nieve, el viento o el motor del vehículo están muy bien implementados.

Nuestra cámara nos ayudará a recopilar numerosos datos para nuestra investigación.

Kona está completamente subtitulado al español y cuenta con voces en inglés y en francés, pero lo cierto es que aparte del narrador, no nos afectará en gran medida, al estar en Canadá, existen personajes que sólo hablarán en francés, pero ahí tenemos los subtítulos para ayudarnos a entenderlos.
Jugabilidad
Nuestro viaje a través del videojuego comenzará mientras conducimos por una carretera arbolada durante el día, después de que el narrador nos introduzca a nuestro personaje y el motivo por el que conducimos por esta carretera, comenzará el tutorial del juego. En primer lugar pasaremos a conducir nosotros mismos el vehículo y luego nos bajaremos debido a cierto inconveniente para ir familiarizándonos con algunas de las mecánicas de Kona.

Tras una serie de acontecimientos, nuestro viaje hará que acabemos atrapados en una ventisca, el paraje arbolado y otoñal que habíamos visto en principio ahora está cubierto de un gran manto de nieve. A partir de este momento es cuando entra en juego la supervivencia, que como ya comentamos durante la introducción, no se trata del pilar en el que se apoya la jugabilidad, es más bien un añadido a la misma.

En todo momento iremos viendo en pantalla una serie de iconos que muestran nuestra salud, nuestro nivel de calor y nuestro estrés. Al estar en una ventisca, el frío extremo es nuestro mayor enemigo, por lo que no podremos estar demasiado tiempo en exteriores o acabaremos congelados. En todas las zonas que iremos explorando encontraremos elementos como gasolina, leña, cerillas, encendedores y demás para encender las diferentes calderas que iremos encontrando en las casas de la región o en algunas hogueras en zonas más alejadas de los núcleos urbanos.

Ten mucho cuidado con el lobo, Caperucita.

Los objetos para encender fuegos son muy abundantes y será muy raro que nuestro personaje acabe muriendo congelado. Para controlar el nivel de estrés no es necesario ir realizando nada en especial, nos afectará a la hora de correr y poco más. Pero de todas formas nunca será muy elevado salvo ocasiones excepcionales o que nos de por ir golpeando nuestro coche contra los árboles… Aunque nuestro personaje es fumador y puede fumar en cualquier momento para controlar su estrés.

Para avanzar a través de la historia y el juego tendremos que ir en primer lugar a hablar con el hombre que  que nos ha contratado, a partir de este momento, descubriremos que la historia va mucho más allá de lo que podemos ver en la superficie y que existe un componente sobrenatural que no entendemos.

A partir de este momento, es cuando tenemos que explorar, investigar y descubrir qué está pasando. Kona nos presenta un mundo abierto a través del cual nos iremos moviendo por las diferentes zonas que podemos explorar en el juego. En nuestro mapa podremos encontrar distintas refugios, viviendas y puntos de interés en los que iremos encontrando nuevas pistas para nuestra investigación y en más de una ocasión incluso llegaremos a pasar miedo.

El componente sobrenatural de Kona haciendo acto de presencia.

Para evitar caer en la repetitividad extrema, el juego también cuenta con un sistema de combate, uno de los peligros que ha traído consigo la ventisca son los lobos. Muchos de ellos no serán exactamente amigables, por lo que dispondremos de armas con las que defendernos y pelear, pero este sistema es muy básico y lo cierto es que pudo haber estado mucho mejor optimizado.
Duración
Al igual que todos los juegos centrados en la exploración, la duración de Kona variará en gran medida del tiempo que le dediquemos a explorar los distintos escenarios que nos presenta el juego o del tiempo que tardemos en ir resolviendo los distintos problemas que nos irá planteando la historia, pero en total podríamos dedicarle aproximadamente entre 8 y 10 horas para acabar con el 100% del juego.

En más de una ocasión las pautas a seguir no serán tan obvias como nos gustaría y si salimos al exterior para explorar algunos acontecimientos bajo el frío implacable de la ventisca, es posible que tengamos que repetir nuestro viaje varias veces para entrar en calor antes de continuar explorando o resolviendo algunos misterios.

Esta captura es graciosa porque el juego se llama Kona y beben Kona Kola.

El elemento del juego que más invita a su rejugabilidad es la historia en sí misma y conocer qué es lo que está pasando desde el principio, ya que Kona nos permite tener hasta seis partidas diferentes, pero si decidimos jugar de nuevo, podríamos hacer todas las misiones en un intervalo de tiempo muy corto y sabríamos qué tenemos que hacer en todo momento.
Conclusión
Kona es un videojuego pensado para aquellos amantes de la exploración y una historia de misterio e investigación acompañada en todo momento de un componente sobrenatural difícil de explicar y alejado de lo que solemos ver a día de hoy en otros juegos. El mayor punto a favor de Kona reside en su trama y en cómo consigue engancharnos para tratar de descubrir qué está pasando en el juego y eso nos llevará a una búsqueda sin tregua de respuestas.

Una de las mayores ventajas que ofrece el juego es que cuenta con una relación muy buena entre su calidad y su precio, es posible conseguirlo a través de la store de Xbox a un precio de 19,99€, por lo que los fans del género encontrarán en Kona un título muy atractivo a tener en cuenta.

*Gracias a Koch Media por habernos proporcionado el material para la review.

7.9

Lo Mejor

  • Una gran historia. Interesante y original.
  • Gran banda sonora.
  • Buena relación calidad/precio.

Lo Peor

  • En ocasiones puede llegar a ser repetitivo.
  • El factor superviviencia no tiene demasiado peso.
  • El sistema de combate es demasiado simple.
7.9 Apartado Técnico
7.9 Jugabilidad
7.9 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Pedro Rodriguez

Me encantan los videojuegos y me gusta mucho poder escribir sobre ellos. Estoy enamorado de los RPG y del mundo abierto. Me gusta el Kpop y ver Netflix en mi Xbox.

1 Comentario
  1. Antonio Sánchez Vázquez

    24 marzo, 2017 en 16:41

    Este estaba en mi lista de deseos. Visto lo visto, acabará cayendo, jejejeje.

     RESPONDER 
    0

Deja una respuesta

Análisis de Kona

por Pedro Rodriguez tiempo de lectura: 7 min
1