Análisis de Hell Warders


De un tiempo a esta parte, un género que está teniendo mucha popularidad entre la comunidad gamer es el de tower defense, del que todos conocemos referentes como Plants vs Zombies y Orcs Mus Die! Unchained, entre otros. Ahora, de mano de Anti Gravity Game Studios nos llega Hell Warders, un nuevo tower defense que intenta traer novedades en lo que al gameplay se refiere, como veremos más adelante.

En Hell Warder, nos encontraremos con una historia en la que se nos presenta un reino fantástico que se encuentra al borde de la destrucción en manos de los demonios. Con esta premisa, tomaremos el control de nuestro héroe, un Hell Warder, para evitar que las hordas enemigas acaben con nuestro mundo y lo condenen a la destrucción.

Así, se nos presenta un título que, por desgracia, no termina de cuajar en ninguno de sus apartados. Pero vamos a verlo con más detalle.


Apartado Técnico

Hell Warders presenta una estética medieval con toques victorianos que pretende llevarnos a un universo de fantasía. Por desgracia, los modelos de los enemigos están pobremente acabados, así como el de nuestras tropas e incluso el de nuestros protagonistas, que sin embargo se llevan la mejor parte.

Gráficamente, el título muestra problemas de iluminación y unas texturas que quedan lejos de ser correctas. Los escenarios quedan bastante poco detallados en general, aunque sin duda son lo mejor del título en este apartado. El sonido pasa sin pena ni gloria, acompañando a la acción sin alardes con una banda sonora que resulta fácilmente olvidable.

Cabe destacar que todos los textos del título están en castellano y cuenta con subtítulos en español, por lo que serán sencillo hacerse con los controles si seguimos las indicaciones que nos da el juego.


Jugabilidad

Hell Warder es un tower defense clásico, en el que tendremos que colocar nuestras unidades antes de la batalla para defender nuestro núcleo del ataque de las hordas de enemigos que llegarán por oleadas en cada nivel. Ahora bien, desde Anti Gravity Game Studios han querido darle un toque diferente e ir un poco más allá en el concepto, proponiendo un sistema similar al RPG de acción.

Así, controlaremos a un personaje a elegir entre tres que contará con habilidades únicas y con el que repartiremos estopa durante las fases de combate de cada nivel. Podremos elegir entre el pistolero Galterius, Renier, un caballero con escudo y espada y Samson III, un guerrero que portará un pesado martillo durante la batalla.

Como decíamos, estos personajes contarán con habilidades propias que los diferenciarán. Además, iremos desbloqueando artefactos para mejorar nuestros atributos y nuestras habilidades. Cabe destacar que los tres personajes serán elegibles desde un principio, por lo que podremos probarlos todos siempre que queramos.

Tristemente, el combate resulta confuso y poco satisfactorio. Las hordas de enemigos nos golpearán sin descanso y prácticamente nos llevarán por delante mientras intentamos utilizar nuestras habilidades (tirar bombas, atacar con la espada, etc) y en general pasaremos más tiempo recolocando nuevas unidades en el escenario que luchando para repeler el ataque enemigo, sintiéndose todo el proceso de combate muy embarullado y caótico.


Asimismo, no hay una sensación agradable durante los enfrentamientos, pareciendo que estamos disparando al aire con nuestro pistolero, o golpeando la nada con nuestros guerreros: no se siente el impacto, el peso de las armas ni se transmite el poder que se supone que nuestros protagonistas tienen. En resumen, la kinestética o “sensación de juego” no está lograda en absoluto.

En cuanto al sistema de defensa de torre en sí mismo, simplemente colocaremos nuestras unidades antes de cada oleada de enemigos antes de la batalla y durante la misma en tiempo real. El tipo de unidades irán aumentando a medida que superamos niveles: habrá combatientes cuerpo a cuerpo, arqueros, magos… Por desgracia, al igual que pasaba con nuestros héres, conseguiremos en seguida todas ellas y pronto se hará repetitivo el título.

Mención especial a los jefes, los cuales nos harán sufrir con su inmenso poder: en ocasiones destruirán todas nuestras tropas de un solo golpe y tendremos que rehacer con rapidez nuestra estrategia. Sin duda, los jefes finales son lo más desafiante de Hell Warders.

En términos globales, el gameplay no es demasiado satisfactorio y además se hace repetitivo con demasiada rapidez, una verdadera lástima porque la idea inicial de batalla en tiempo real con nuestros héroes era buena.


Duración

Hell Warders tiene 20 niveles que nos llevará completarlos cerca de 20 minutos. Es decir, el título no es largo en absoluto, si bien es cierto que de haber sido más largo podría haber sido contraproducente.

Asimismo, la rejugabilidad es escasa salvo si queremos hacer un segundo recorrido en dificultad difícil, la cual estará disponible una vez superemos el nivel normal y que puede suponer un nuevo reto para los que hayan disfrutado la experiencia.

Además, el juego cuenta con un modo cooperativo online, por lo que podremos jugar con amigos para enfrentarnos a las oleadas de demonios siempre que queramos, lo que sin duda es un aliciente para rejugar el título.


Conclusión

Hell Warders es un tower defense que deja sensación de inacabado y que por desgracia no aprueba en ninguno de sus apartados. Tiene buenas ideas que no lograr llevar a cabo con éxito, además de hacerse repetitivo más bien pronto, pese a que su diración es más bien corta.

En definitiva, un título que no mejora lo que ya existe en el género y que gustará solo a aquellos que sean incondicionales de este tipo de juegos y cuyo precio, 14,99 euros, puede ser más que atractivo.

Hell Warders estará disponible en Xbox One el próximo 20 de marzo.

5
Aprobado

Lo Mejor

  • Incluye elementos ARPG al clásico tower defense
  • La temática resulta atractiva

Lo Peor

  • Gráficamente no da la talla
  • El gameplay se hace repetitivo
  • El juego es demasiado corto
4 Apartado Técnico
5 Jugabilidad
6 Duración
Javier Santos

Microsoft, Nintendo o Sony, cualquier plataforma es buena para pasarlo bien. Aficionado a la literatura fantástica y de ciencia ficción. La Historia es lo mío. Praise the Sun

Análisis de Hell Warders

por Javier Santos tiempo de lectura: 4 min
0