Análisis de Hell Let Loose



No hay duda de que la II Guerra Mundial es uno de los acontecimientos históricos más representados en los videojuegos. No es raro ver franquicias como Call of Duty o Battlefield regresar a este enfrentamiento de manera recurrente. Curiosamente, aunque hay otras propuestas ubicadas en este periodo, suelen ser los shooters en primera persona los que más hacen uso de ella, desde un prisma más arcade, con propuestas como Enlisted o las ya mencionadas sagas de EA y Activision.

Realismo bélico next-gen - ¡Comparte!    

Es decir, estamos ante un escenario quizás un pelín saturado. Algo bien conocido por Black Matter Studios, pero que nos les ha impedido lanzarse a desarrollar su propuesta bélica de Hell Let Loose. Este nuevo título, que ya está disponible en Xbox Series X|S, cuenta con una propuesta que lo aleja de otro tipo de juegos y le hace único, convirtiéndose en su mayor baza. Un juego donde el realismo está por delante de todo y que, sin duda, permite disfrutar a los mayores fans del género.

Eso sí, hay que tener en cuenta que es una experiencia que está pensada y diseñada exclusivamente para el componente multijugador. No hay campaña ni tutorial, una vez que iniciemos el juego desde el menú inicial saltamos al campo de batalla, directos a enfrentarnos a nuestros enemigos por alzarnos con la victoria.


Apartado técnico

Empezando, como siempre, por el apartado técnico, tenemos que comentar que a lo largo de todas nuestras partidas en Xbox Series X no nos hemos encontrado ningún bug ni error importante. Hell Let loose llega bien pulido y con un gran trabajo por detrás, con un buen nivel en sus servidores que nos han permitido disfrutar sin ningún problema de cada una de las partidas.

Sobre el apartado gráfico, hemos de decir que cada mapa, que tienen un tamaño de unos 4 km cuadrados, están llenos de detalles y diferentes zonas. Es cierto que algunas texturas tardan algo más en cargar y puede chocar en el momento, pero es de reconocer que son las mínimas veces y que, por lo general, no suelen tardar en aparecer más de dos o tres segundos.

Más allá de estos detalles, el nivel gráfico es bastante alto. Si, no llega a superproducciones como Battlefield o Call of Duty, pero es más que suficiente. Además, nos encontramos con diferentes escenarios en cada mapa, desde bosques a explanadas y zonas llenas de trincheras. Todo está cuidado al detalle y se nota.

Por otro lado, no podemos dejar de mencionar el apartado sonoro, abrumador en el buen sentido. Sobre todo por que se siente muy real, tanto el traqueteo de los diferentes vehículos como cada disparo y explosión que ocurre a nuestro alrededor. Todos y cada uno de ellos están muy bien conseguidos y logrados, consiguiendo una sensación de realidad abrumadora.


Jugabilidad

Y hablando de realidad, si por algo se caracteriza Hell Let Loose es por ser una experiencia de lo más realista posible. Si, se toma algunas licencias, como que nuestro personaje puede correr sin parar (no tenemos medidor de energía) y podemos correr todo lo que queramos. Aparte de este detalle, los demás elementos de su jugabilidad son bastante realistas. En especial lo que se refiere a las armas, no solo por cómo se sienten en las manos y la física de las balas, muy bien trabajado, si no por el daño que hacen.

En especial queremos destacar esto último, por que si bien es cierto que podemos aguantar un par de disparos, un buen balazo en zonas claves se llevará la vida de nuestro rival (o la nuestra si somos el que recibe el fuego) de un plumazo. No somos esponjas de balas que puedan absorber varios tiros. Nada más lejos, si no que en su búsqueda de realismo, nos sentiremos vulnerables, buscado la cobertura y teniendo miedo de avanzar por el campo de batalla.

Un campo de batalla en constante evolución. Estos son de una tamaño considerable, unos 4km cuadrados cada uno, donde los dos equipos luchan por el control de diferentes zonas de influencia y control. Con ello, las partidas se vuelven bastante largas, muy alejadas de lo que podemos esperar en otros juegos. Y, sobre todo, es esencial la comunicación con el resto del equipo. Aquí no sirve el ir a pecho descubierto matando nazis o aliados, según el bando en el que estemos. No, hay que mantener una comunicación con el resto del equipo (de hasta 100 jugadores), seguir una táctica y buscar la ventaja sobre el rival. Parece difícil y lo es, pero la guerra es así. No todo son tiros y correr por el campo rifle en ristre.

Para ir terminando, tenemos que mencionar que, al igual que vemos en Battlefield, tenemos varios vehículos blindados a nuestra disposición. Estos se sienten bien en el campo, no incomodan y, al tener escenarios tan amplios y grandes, no “molestan” a la infantería, dejando bastante libertad y hueco. Eso sí, su control es un poco tosco en comparación con como es el control de nuestro personaje, así como de cada arma de mano, que cuentan con un retroceso ajustado y realista.


Duración

Hell Let Loose es un juego infinito y dependerá de cada el tiempo que le dedique. Al estar planteado sólo como experiencia multijugador, la ausencia de campaña de suple con un potente modo online, con partidas largas que cambian rápidamente. Además, los logros del juego no son en esencia demasiado complicados de sacar, aunque si que hay un par que requiere jugar bastantes partidas.

Con todo ello, la experiencia global de Hell Let Loose es bastante satisfactoria y entretenida y nos permite estar horas y horas delante de la consola combatiendo en el frente.


Conclusión

La propuesta de Black Sharp Mater es todo un acierto. Es cierto que peca de ser solo una experiencia multijugador, pero su bandera es el realismo. Con ello, Hell Let Loose nos propone un shooter bastante divertido, que se siente muy bien a los mandos, y con el enfoque del realismo como punto principal.

Es cierto que los primeros compases pueden ser complicados y difíciles, sobre todo por que no hay tutorial alguno. Si, los controles son lo que podemos esperar en un shooter, pero no hay explicación de cómo funcionan las partidas, por ejemplo. Es cierto que nos van apareciendo pistas o guías en pantalla, pero son pequeñas migajas que nos dejan para probar en nuestras carnes la crudeza del combate.

Realistamente cruel: Pasarás miedo en el campo de batalla - ¡Comparte!    

Un combate en el que no somos esponjas de balas y con un par de tiros caeremos o derribaremos a un oponente. Eso sí, al contar con escenarios tan grandes, a veces resulta frustrante estar tres, cuatro minutos caminando por un bosque para morir de un balazo de un enemigo al que ni si quiera has visto.

En definitiva, Hell Let Loose es una propuesta bastante buena, con un gran gunplay y que gustará a los amantes del género. Eso sí, no es una propuesta tan arcade y rápida como otros juegos, así que si es lo que buscas, puede que no sea el título más recomendado para tí.

7.5

Lo Mejor

  • Gran gunplay.
  • Experiencia táctica bien conseguida, donde la comunicación es vital.

Lo Peor

  • No es sencillo comenzar y te encontrarás perdido con fácilidad.
7 Apartado Técnico
8 Jugabilidad
7.5 Duración
Facebook Twitter E-mail
JGBassols

Mi vocación fue siempre la arqueología, pero por azares del destino termine enamorado de la Egiptología. Pero, sobre todo, soy periquito y gamer. Además, soy amante de las buenas historias. Si no me ves estudiando, estaré con un mando y una aventura en la consola.

Deja una respuesta