Análisis de Halo Infinite – El Jefe ha vuelto por la puerta grande



Seis largos años han pasado desde que pudimos disfrutar de la quinta entrega numerada de Halo. Una espera demasiado larga para el fan de la franquicia. En 343 Industries se han tomado su tiempo para replantearse prácticamente todo lo que conocemos como un juego de Halo. Desde el núcleo jugable hasta el apartado gráfico y su diseño. Cambios necesarios para una franquicia que dejaba síntomas de agotamiento.

Si nos lees habitualmente, ya sabes que pudimos tener acceso a la campaña completa en una build para prensa, y hoy por fin puedo contarte todo lo que me ha parecido este nuevo Halo Infinite. Será un análisis libre de spoilers, así que puedes leer tranquilo y con calma, solo estarán las palabras justas y necesarias para describirte todo lo que puedes esperar del juego.

Empezamos con la trama, eres el Jefe Maestro y estás a la deriva, flotando en mitad del universo, derrotado y con el soporte vital urgente activo. Antes de que tu viaje termine, “El Piloto” hará acto de presencia para salvarte de la muerte, y será aquí cuando empieza tu nueva aventura y lo que para mi es a día de hoy la mayor y mejor reinvención de toda una saga.

John 117 y su nuevo compañero de fiestas aterrizan en Zeta Halo, el anillo más misterioso que hayamos visto jamás, lo es por muchas cosas, pero especialmente por la manera en la que afecta a la trama. Esta instalación, conocida como la número 07, esconde secretos que pueden alterar todo el universo, poca broma. Es por ello que Los Desterrados, que ahora son la facción dominante, han tomado como suyo este territorio. Los primeros compases ya los conoces por los vídeos promocionales, debes buscar a Weapon (Arma) tu nueva IA, y reunir a lo que queda de la UNSC esparcida por el anillo. La introducción del juego y como te presenta esta tarea es magistral, ver a un Jefe tomando las riendas de un ejército desecho al instalar su primera base de operaciones… Nunca antes habíamos visto nada parecido en un juego de Halo, y es que Infinite es un giro inesperado constante.

Cualquier punto que deje caer sobre la historia puede arruinarte la experiencia. Por ello no quiero continuar mucho más. Pero si comentar algunos puntos muy importantes al respecto. Y es que pese a que una historia siempre es subjetiva, considero que si hay trazas que podemos valorar. En este aspecto la trama de Halo Infinite es quizá la más efectiva vista hasta la fecha, si Halo 4 ahondaba mucho en las relaciones entre el Jefe Maestro y Cortana, en Infinite multiplicamos esto con Weapon (la váis a amar, en serio) y El Piloto. El hilo conductor son 3 personajes que deben conocerse y confiar entre si, cada uno con sus motivaciones… todo bien hilado, sin asperezas como en Halo 5, ni cambios abruptos. La cohesión en la historia y como se van presentando personajes es brillante.

Te aviso de que el principio es algo desconcertante y con muchos interrogantes; tendrás la sensación de que te faltan muchas piezas, que te has perdido algo, o que lo que ocurre no te encaja. Pero tranquilo, que irás descubriendo todo conforme avances.


Apartado técnico

Fue una de las cosas más polémicas de toda su presentación. Todos recordamos ya al famoso Craig, las armas sin textura y demás fails que se juntaron en la fatídica demo del pasado verano. Una demo que obligó al estudio a retrasar el juego todo un año.

Antes de entrar en materia y por despejar dudas, si el multijugador te está pareciendo vistoso a nivel visual, la campaña de Halo Infinite multiplica estas sensaciones X2. Especialmente dentro de las estructuras Forerunner donde la iluminación entra en juego. Esa sensación de estar en una estructura abandonada, gigantesca y repleta de tecnología junto a una soledad absoluta… recuerda mucho a las instalaciones que visitamos en Halo CE. Soy consciente de que la versión de Xbox Series X, que es a la que he jugado, aún carece de Ray Tracing, así que cuando lo tenga implementado el resultado va a ser… sin palabras.

El juego se mueve a 60 fotogramas por segundo estables, con posibilidad de ser jugado a 120 fps si así lo deseas. El modo “Calidad”, que es el que más he probado, es lo suficientemente impresionante como para que sea el predeterminado. Muy fluído y con cargas entre pantallas sorprendentemente rápidas.

Posiblemente el Halo con mayor cantidad de unidades en pantalla de toda la franquicia. - ¡Comparte!    

Impresiona mucho como la luz impacta sobre los elementos. En exteriores sobre las hojas, las sombras de las altas estructuras que se elevan o incluso los vehículos y enemigos es una delicia. En interiores rebota y deja ver efectos de humo sobre el metal. Hay zonas en Halo Infinite que directamente a día de hoy no tienen competencia en lo visual. Casi pareciera una CGI. A esto podemos sumar la distancia de dibujado, una calidad de texturas de locos y un sistema de físicas que permite todo tipo de situaciones para afrontar cada ataque. Como ejemplo de esto último pondré algo que suelo usar mucho, lanzar un bidón de energia sobre un vehículo y luego una granada de fragmentación para que la propia explosión relance la granada contra grupos y enemigos. Puedes tirar granadas de plasma sobre un Warthog y ver como mata enemigos al caer sobre ellos.

Halo Infinite ahora es una especie de mundo abierto, a su manera. Esto hace que muchas cosas deban reinventarse. Porque si, hemos visto mapas gigantes en otras entregas, pero esto es un  “mega-mapa” donde tienes cientos de ubicaciones a explorar. La carga gráfica del juego es enorme entre vegetación, vehículos, animales, ciclo día/noche y quizá la mayor cantidad de enemigos en pantalla que hayamos visto nunca en un Halo. Y esto son palabras mayores porque además la inteligencia artificial de este juego es la mejor a la que me he enfrentado desde Halo Reach, cada enemigo cuenta con rutinas únicas que usan a placer para vencerte. Un Brute puede tirarte un bidón de energía para hacerte salir de donde estés y que el resto pueda flanquearte, eres una presa y vas a sentirte así incluso en la dificultad base.

Con todo lo bueno que tiene, que no es poco, no está exento de detalles que si que creo que podrían pulirse. Teniendo en cuenta que jugamos a una versión cercana a la final, yo diría que esto va a cambiar poco. Aunque la distancia de visionado es enfermiza, si que presenta algo de popping, a veces no es necesario que sea a la distancia. También he experimentado algún que otro fallo en el audio que desaparece, muy esporádico esto, todo hay que decirlo. Los efectos de las explosiones son bastante resultones mientras juegas, pero diría que por momentos son inferiores a algunos vistos en otras entregas, quizá añadir humo volumétrico ayudaría, pero imagino que ese coste de recursos significaría sacrificar algo más relevante.

Por último, mención especial al sonido. Halo Infinite cuenta con temas propios muy interesantes y bien ejecutados, pero lo que más me ha gustado es que recupera partituras clásicas de la franquicia y sabe ponerlas en el momento justo y necesario, dotando al juego de una épica y un feeling sobre lo clásico que psicológicamente deja al jugador con un nivel de endorfina por las nubes. Y esto no solo está implementado en la música, he podido jugar parte de la campaña con unos headsets 7.1 de Turtle Beach y como está emplazado el sonido, la calidad y diseño de este es el mejor que he experimentado en un shooter desde Battlefield V, que ya me parecía insuperable.


Jugabilidad

La parte más importante de todo el juego, a fin de cuentas nos gusta Halo por su jugabilidad. Si te fijas en mi review, una de las palabras que más repito es “reinventarse”. Infinite ahora presenta un mundo basto y explorable y esto requiere de pequeños y grandes ajustes en cómo conocemos un Halo. Aquí 343 Industries ha estado muy acertada porque no ha variado en exceso el núcleo jugable, sencillamente ha añadido capas de juego adicionales para hacer de la experiencia algo mucho más divertido.

De esta manera tienes el gunplay clásico de la francia con una mezcla entre Halo 3 y Halo 5, y toques adicionales para enfrentarte a grandes grupos de enemigos en campo abierto. El cambio o añadido más destacable de todos es el gancho, que personalmente lo he usado mayormente para 3 fines: huir de tiroteos y ponerme a cubierto, abordar vehículos y explorar el anillo. Con el gancho puedes acceder a zonas de difícil acceso y a veces resulta más efectivo usarlo para viajar que coger vehículos, me he sentido todo un “Spiderman” viajando con él.

Necesitarás de un Wasp para acceder a zonas ocultas.

He leído a bastante gente preocupada por el tema de las armas. Al desbloquear armas o poder elegir la que quieras desde una base de operaciones, entiendo que haya miedo de que esto rompa con la jugabilidad clásica. Pero no es así, la necesidad de recoger armamento por el suelo o robarlo a enemigos sigue siendo vital en esta entrega al igual que en anteriores. Sencillamente ahora puedes encarar una misión mejor equipado, aunque si no salvas ninguna base pues juegas a Halo de la manera clásica de siempre.

Al ser un mundo mucho más grande y basto, durante la campaña irás encontrando contenedores de munición: Plasma, cinética, energía…etc. Esto es clave porque la munición suele escasear en Heroico y Legendario.

Lo más satisfactorio de Halo Infinite es que eres libre de jugarlo como tú quieras. - ¡Comparte!    

Aunque lo he mencionado de pasada en párrafos anteriores, no quiero seguir sin mencionar a la inteligencia artificial. Te lo pone tremendamente difícil, los Hunters dan auténtico terror, y vas a odiar a los Jackals francotiradores, de hecho estos últimos son los más temibles a los que me he enfrentado dese Halo 2. Los desterrados están muy desorganizados a deferencia del Pacto, pero cuando te enfrentas a pelotones de ellos su agresividad y conjunción es excelente. Verdaderamente ponen a prueba tu habilidad como jugador no limitándose a quitar más vida en dificultades elevadas, si no a acorralarte mientras desde la distancia te fríen a plasma.

Bases de operaciones y misiones secundarias

Quiro hacer un inciso aquí porque este es un punto muy importante en esta nueva manera de entender Halo. Durante la aventura tendremos 3 tipos de misiones secundarias diferentes. No son todo lo variadas que me gustaría, y personalmente creo que hay un poco de oportunidad perdida al no haberlas desarrollado mejor, pero al menos a mi me ha gustado ir haciéndolas, mucho mejor eso que las plumas de Assassin’s Creed, por ejemplo:

  • Rescatar bases de operaciones: Si las capturas podrás llamar a vehículos, elegir armas y reabastecerse.
  • Rescatar pelotones: Como líder, ahora tienes el deber de rescatar pelotones de Marines en problemas. Más allá de que te acompañan un rato, rescatar a nuestros aliados a día de hoy no aporta nada más que puntos de valor.
  • Objetivos: Consiste en eliminar a jefes Desterrados de alto rango, derrotarlos no es fácil pero te ganas unas armas legendarias que son caviar. Por ejemplo una Bulldog que escupe cartuchos en segundos, casi como una semi-automática, o un aguijoneador que hace que los cristales reboten.

Si quieres disfrutar de una aventura completa e ir bien equipado para Legendario, hacer las misiones secundarias es clave. Vas a tener acceso a mejor arsenal, vehículos (hay zonas que solo accesdes con un Wasp) y puntos de valor, que básicamente sirven para desbloquear todo esto que te estoy comentado.

Sistema de progresión de Halo Infinite

Como he dicho antes, el núcleo jugable sigue siendo el de un Halo convencional, sin embargo en 343 Industries han trabajado en un sistema de progresión para convertir al Jefe en un Súper Soldado. No estamos ante un sistema complejo y es algo que agradezco porque creo que en este punto sería un cambio muy disruptivo que podría romper la experiencia.

Así que para que sintamos que realmente avanzamos, existen las mejoras de armadura. Podremos mejorar el gancho, el escudo, el sensor de amenazas y el desplazamiento lateral que básicamente es un dash como en Halo 5. Para ello tenemos que ir recogiendo los núcleos de Spartan esparcidos por el anillo. Si no quieres evolucionar tu traje, algo que no recomiendo, puedes hacerlo porque el juego te va dando los núcleos necesarios para avanzar. Aunque siempre mejor tener todo mejorado.

Coleccionables adicionales

Por último mencionar que puedes ir buscando armamento Mojlnir para mejorar tu armadura en el multijugador. Buscar este armamento perdido te dará nuevos elementos, colores, emblemas…etc. Algunas zonas están muy escondidas y solo puedes acceder con vehículos voladores, otras están bajo tierra… es muy divertido ir explorando el anillo en busca de estas piezas y núcleos.

Además de núcleos y piezas de armadura, Infinite propone la búsqueda de archivos de audio que nos permitirán entender mejor la histoia. Tienes de tres tipos: Audios de los Desterrados, Audios de la UNSC y Audios de dudosa procedencia. Los dos primeros tipos los encuentras haciendo secundarias o durante la trama, pero los otros pertenecen al anillo, de un tiempo muy lejano, por lo que solo podrás hacerte con ellos encontrando unos monolitos circulares perdidos por todo Zeta Halo, son estos semicírculos que vimos en el tráiler de presentación.

Buscando armamento Mjolnir por cuevas ocultas.

Multijugador de Halo Infinite

Aunque todos hemos podido jugar a la beta abierta del multijugador, que básicamente me parece un acceso anticipado más que una beta en si, quería dejar reflejado lo que opino del mismo en el análisis del juego. Es la primera vez que un Halo separa su multijugador de la campaña de una manera tan abrupta, y lo hace para convertirlo en un free to play. Así que aunque no va a cargar un peso grande en mi valoración final, si creo que debería contar dentro del conjunto del juego.

No me considero un pro-player en el online de Halo, ni siquiera un buen jugador que destaque. Pero siempre he sabido disfrutarlos y encontrar fortalezas y debilidades. El gunplay del multi es sencillamente de los mejores de la franquicia, Halo 5: Guardians dejó el listón muy alto aquí. Creo que la base jugable está ahí y se corona como el más existoso de toda la IP. Además los cambios que han introducido en los últimos días con la progresión son acertados, y en breve tendremos mejoras en las listas.

A título muy personal y pese a que entiendo que es un free to play, creo que es evidente que llega falto de contenido y que va a necesitar mucho feedback de la comunidad para seguir en la cúspide. Faltan modos de juego, cosméticos, armas clásicas y el emparejamiento con usuarios de PC obligatoriamente me parece un terrible error.

Por suerte todos los puntos negativos son algo circunstancial, sabemos que en un par de meses vamos a tener nueva temporada con nuevas listas, armaduras, modos de juego y mucho más. Asi que objetivamente, lo valorable en el multijugador es casi perfecto, y a la vista está que sigue siendo de lo más jugado mientras escribo estas líneas. Es solo cuestión de tiempo que sigan ampliando todo.


Duración

Cuando publicamos las impresiones, mucha gente me preguntó preocupada por la duración. Unos porque pudiera ser alargada de manera artificial, y otros porque al igual que en la quinta entrega, pueda durar menos de lo deseado. El tema de la duración de un juego siempre es complicado, sin embargo tenemos al Halo más largo de la franquicia gracias a su mundo abierto y multitud de misiones y objetivos. Yo le he echado unas 17 horas para conseguir el 68% del juego (Coleccionables, audios…etc), quizá sea un dato algo sesgado teniendo en cuenta algunas pausas que debí realizar, pero puedes extrapolarlo a unas 15 fácilmente para ese porcentaje de progresión.

Además el juego cuenta con un endgame bastante majo, puedes ir a por los coleccionables o lo que te falte tras completar la campaña y tener todas las zonas del anillo abiertas. Piensa que Infinite está pensado para albergar varias campañas, es algo que verás con mayor claridad al completarlo o al pasar por algunas zonas.

Pero si eres un purista y todo esto de recoger cosas te da grima, puedes jugarlo como si fuera un Halo convencional e ir solo a por las principales. Aquí mi estimación es de entre 9 y 10 horas.

Por si la campaña te sabe a poco, tienes el multijugador, que es literalmente “Infinite” (chiste malo, lo sé). Muchos de vosotros pasaréis horas y horas ahí. Creo que hay cero quejas con respecto a este tema.


Conclusión

Halo Infinite es una reinvención necesaria de la franquicia. Su modo campaña le corona como el Halo más ambicioso, más divertido y completo de todos. Esta entrega es una carta de amor a los fans, y un verdadero regalo para los que se inicien por primera vez. Sin duda uno de los mejores juegos de la generación, una auténtica joya que no te puedes perder, seas veterano o iniciado.

Algo que siempre ha caracterizado a la franquicia y que se estaba perdiendo un poco con las dos últimas entregas numeradas es la manera de afrontar la campaña a tu gusto. Infinite y su nuevo concepto han recuperado esto. ¿Quieres perderte horas explorando el anillo?, puedes hacerlo, ¿quieres jugar los capitulos de seguido como en un Halo convencional? también puedes hacerlo, ¿no te gusta ir a las bases de operaciones a mejorar tu equipo? recoge munición y armas caídas de los enemigos. Halo Infinite te da la libertad para que puedas jugarlo como tú quieras, y eso es orgásmico.

Completar la campaña de Halo Infinite ha sido, en el mejor de los sentidos, el equivalente a jugar mi primera partida de Halo hace 20 años. - ¡Comparte!    

Es un cóctel perfecto mezclado con poco hielo, el ácido justo y ni un solo toque amargo. Su gunplay es exquisito, el gancho le dota de una nueva verticalidad y dimensión nunca antes vista en un juego de la franquicia, su apartado técnico se mantiene soberbio, y su enfoque en la libertad y opciones de mundo abierto suponen toda una sorpresa para su propio universo.

Me quedo con la sensación de que se podrían haber aprovechado mejor las misiones secundarias y perfilado de una manera algo más detallada la trama de algún que otro enemigo, pero sabiendo que este juego seguirá creciendo, no me queda duda de que todos los interrogantes serán resueltos. Me ha encantado su historia, como ahonda en las relaciones entre personajes y la épica constante de casi todo el hilo principal…. alguna que otra lagrimilla por ahí ha caído, para que lo vamos a negar. Y si, si eres de los que echaban de menos una misión como la del Scarab de Halo 3, hay alguna por ahí que aunque diferente en su planteamiento, recuerda mucho a esta.

Como fan del universo Halo, solo me queda decir: “Gracias 343, y gracias Microsoft por haber hecho esto posible. A veces los sueños se hacen realidad“.

9.9
"Master Piece 117"

Lo Mejor

  • Campaña épica y misiones gigantes.
  • Novedades jugables y exploración.
  • Recupera la esencia de los Halo tradicionales.
  • Dificultad al nivel de Reach.
  • Apartado técnico y sonoro soberbios.
  • Weapon, vas a amar a Weapon ❤️

Lo Peor

  • Las secundarias podrían estar mejor explotadas.
9.9 Apartado Técnico
9.9 Jugabilidad
9.9 Duración
Facebook Twitter E-mail
Jose Angel

Administrando esta casa desde el 2014. Me encanta jugar a todo lo que de logros y soy un apasionado fan de los productos de Microsoft.