Análisis de Guts and Glory

Es una chorrada de juego. Pero es una chorrada extremadamente divertida. Y porque no decirlo, también muy complicada en ocasiones. Guts and Glory llega a todas las plataformas como una mezcla divertida y sangrienta de títulos como Trials o Goat Simulator. Los chicos de HakJak parece que comenzaron con buen pie en Steam, donde el juego se hizo tremendamente popular precisamente por lo que muchos de estos tipos de títulos lo hacen: Youtube. Gente tan famosa como el Rubius, con decenas de millones de seguidores, tienen varios vídeos de Guts and Glory en su canal, lo que hizo que el juego fuera fácilmente reconocible entre el gran público. De hecho, se podría decir que es una especie de continuación-versión de Happy Wheels pero en 3D.

Guts and Glory

¿Por ahí tengo que pasar?

Seguramente los creadores no esperaban tal recepción, pero es que es cierto que dentro de su simpleza, el juego funciona sorprendentemente bien por haber combinado una serie de factores que parecen sumar a la diversión del jugador, sin poner límite ninguno a su imaginación. Tenemos un vehículo, un piloto y un peligroso circuito que atravesar, pero ¿en que consiste realmente Guts and Glory? ¿cual es el objetivo de jugarnos la vida y posiblemente acabar una y otra vez despedazados en el suelo?

Pues es la gloria. Solo los más valientes conseguirán llegar al final de cada circuito mientras evitamos acabando ser una mancha sanguinolenta que grita como un cerdo en el matadero y no es para menos: sierras, martillos gigantes, caídas desde gran altura, picadoras de carne…todo está preparado para que no lleguemos al final. ¡Cuidado, una bala de cañón nos ha pasado rozando! Os dejamos con el trailer de lanzamiento, para que os hagáis una pequeña idea de lo que os vamos a contar en su análisis:


Apartado técnico
Simplificando hasta el extremo, como si se tratara de una viñeta de animación que pone más énfasis en lo que quiere contar que en lo que realmente se dibuja, es donde se puede encasillar la estética de Guts and Glory. A primera vista, puede parecer CUTRE, y lo ponemos en mayúsculas, porque esa sensación se mantiene durante todo el juego, tanto a nivel gráfico como incluso de los bugs constantes provocados por las exageradas físicas tipo Ragdoll con las que cuenta el juego. Pero precisamente esta última apreciación es la que le da el toque definitivo y personal a esta carrera de obstáculos mortales.

Una picadora humana, bolas de demolición, sierras circulares…lo ideal para un día de campo - ¡Comparte!    

Técnicamente hablando poco hay que decir, parece que funciona a 1080p y 60fps, no tiene mejoras para Xbox One X, tiene un LOD horrible (las pocas plantas que se ven aparecen a pocos metros) y cada vez que reiniciamos una partida tiene una transición, que aún sin tener tiempos de cargas, resulta que pega un corte algo incómodo, de estos que dan un poco de grima. La música es como de circo, los efectos sonoros no funcionan bien, un auténtico desastre, en general. Sin embargo, esa sensación es la que quita seriedad al asunto de llevar a tu familia en el coche de vacaciones y que un tronco volador le arranque la cabeza de cuajo a tu hija.

Guts and Glory

Pedro está preparado para una vueltecita por el bosque

No obstante, cada mapeado está personalizado y hay más de 70, con lo que si te divierte simplemente recorrerlo e inventarte cualquier otra cosa, tienes total libertad para hacerlo, algo que se agradece en post de la diversión pura y dura.


Jugabilidad
Guts and Glory es el típico juego que recomendamos en dos ocasiones muy concretas: la primera es cuando haya gente en tu casa y quieras poner algo con lo que el personal se quiera reír un rato (si no son muy sensibles con la sangre) y la segunda…bueno no hay segunda. Más que nada porque jugar solo a Guts and Glory pues si, la gloria se la lleva el jugador, si consigues llegar, aunque sea con una pierna menos, pero donde disfrutas es cuando comentas la partida con otra persona presente.

Esos ¡uyyy! ¡¡llegué!! ¡¡¡NOOOOO!!!, se sienten mejor en compañía, a pesar de tratarse de un juego para un solo jugador. La estructura se basa en un nivel tras otro que deberemos completar pasando por una serie de checkpoints obligatorios, que va subiendo en complejidad y en el que se van ofreciendo los vehículos disponibles para cada uno de ellos. En los escenarios pequeños quizá convenga coger el hombre con la bici y la mujer detrás en el sillín (que en la versión de PC era un niño, para los más aprensivos) , pero en otros más grandes, quizá te convenga coger una moto o un coche y darle rienda suelta a la velocidad. El peligro es realmente el mismo, porque si te pegan con una flecha en la cabeza poco más da donde estés sentado.

Guts and Glory

Como se ha puesto todoo

El jugueteo de los desarrolladores con las físicas van en aumento conforme avanzamos y encontraremos niveles que podremos sortear fácilmente si sabemos elegir el vehículo adecuado. Recomendamos encarecidamente hacer trampas siempre que se pueda, porque el juego intentará fastidiarnos al máximo para que no lleguemos al final. Desde un checkpoint a otro la manera que tengamos de pasarlo es cosa nuestra, así se añade otra capa de libertad, dentro de los límites que pueden imponer con este sistema. El sistema de turbo que nos permitirá acelerar para tomar algunas rampas tiene una barra que se consume y que podremos reponer haciendo piruetas o derrapes, así que en los circuitos mas largos quizá tengamos que tirar un poco de estilo para poder terminarlos.

Al final, jugablemente lo que nos queda es un loco circuito mortal, lleno de alturas, volteretas en el que podremos perder rápidamente algún miembro e ir chorreando sangre por el camino, volar por los aires con una mina, que una bola de demolición nos convierta en guiso para el cocido o que una sierra nos haga trizas en un momento. Todo envuelto en un halo de normalidad camuflado bajo una vecindad, una carretera normal, un paseo por el campo, situaciones totalmente amables para dar un simple paseo que contrastan con lo rápido que se puede teñir de rojo la pantalla.


Duración
La verdad es que a priori puede parecer que es corto, y de hecho no podemos establecer una duración determinada porque hay algunos circuitos en los que os podéis atrancaros si no sabéis como sortearlos correctamente. La física está presente en cada uno de ellos y aparte de necesitar algo de habilidad, también a veces mucha imaginación. No obstante, tendremos vehículos diferentes para usar y cuando decimos diferentes nos referimos a un abuelo que tiene una bicicleta y tira de su anciana mujer sentada en un carro, a un viejo sentado en una silla de jardín autopropulsada, un coche lleno de droga e incluso con un par de sicarios sentados atrás… es mejor que lo véais vosotros mismos, pero ninguno es ajeno al efecto de la gravedad.

Guts and Glory

Elige a tu “Heroe” son cachondos hasta para eso

Es un poco ridículo y nada útil pero también contamos con “sombreros” para ponerles o un sistema de cámara libre al pulsar el botón de pausa que nos permitirá hacer capturas o ver de la mejor manera posible el tortazo que nos acabamos de dar. Estamos seguros de que saldrán muchos vídeos de este juego, tal y como ha pasado en Youtube, ya que hay veces que hace gracia casi sin pretenderlo.


Conclusión
Te lo pasas bien con la chorrada que propone Guts and Glory, un juego ridículo e intencionadamente mal hecho, que consigue divertir mucho más que otros títulos y que cumple en lo que quiere y en lo que necesita. Lo fácil sería suspenderlo y decir “vaya juego malo”, pero hay que saber mirarlo desde el prisma correcto. ¿Quieres diversión absurda? ¿quieres un reto diferente? Seguro que te va a gustar. Eso sí, si no te gustan las tripas, aléjate muy fuerte, porque están hasta en el título.

*Gracias a Tiny Build por habernos proporcionado el material para la review.

6.5
DIVERTIDO

Lo Mejor

  • Muy divertido
  • Retador en los niveles más complicados
  • Libertad dentro de cada fase

Lo Peor

  • Muy cutre
  • Constantes bugs en la física
  • El sonido es malísimo
4.5 Apartado Técnico
8.4 Jugabilidad
6.7 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Pedro Del Pozo

Apasionado de los videojuegos desde hace 20 años, Pecero hasta la médula, hasta que la Xbox One me sedujo al salón. Los shooters son mi pasión y los juegos de mundo abierto mi enemigo natural.

Deja una respuesta

Análisis de Guts and Glory

por Pedro Del Pozo tiempo de lectura: 6 min
0