Análisis de Dig Dog

Están muy de moda los Rogue-like. Juegos en los que, da igual la temática, tenemos una serie de mazmorras o niveles que se generan de manera aleatoria, incluyendo sus enemigos o los objetos que encontraremos en ella, con el fin de mantener unas mecánicas frescas y atractivas para el usuario, que podrá rejugar sin miedo a sentir que los niveles son siempre iguales o repetitivos. Hoy os traemos lo que podría ser otro Rogue-like más, que no destacaría mucho salvo en lo sencillo de su planteamiento y en lo entretenido que es, pero no se limita a eso. Dig Dog no cuenta solo la historia sobre un perro al que le encanta recopilar huesos, enfrentándose a niveles desafiantes con muchos tipos de enemigos, nos cuenta también la historia de su creador, Rusty Moyher, que fue diagnosticado de Lesión por Esfuerzo Repetitivo, y siguió viviendo el sueño de crear videojuegos usando si viva voz, sin teclado ni ratón.

Dig Dog

Los creadores de Dig Dog os dejan sus cuentas de twitter y su web por si queréis darle personalmente vuestra opinión sobre el juego

Desde la compañía que el mismo fundó, Wild Rooster, ha decidido lanzar Dig Dog, un juego muy sencillo en el que tendremos que ir cavando a lo largo de niveles aleatorios para alcanzar el tan ansiado hueso que nuestro protagonista, un perro de color oscuro, pretende conseguir. Por supuesto, no será un camino de rosas, ya que tendremos que lidiar con una serie de enemigos, a cada nivel más complejos. No estaremos solos, puesto que podremos adquirir algunas habilidades que nos ayudarán en el camino para poder conseguir nuestro hueso. ¿Bastará con eso para cumplir el sueño de nuestro amigo de cuatro patas? Os lo contamos
Apartado técnico
Dig Dog es un juego hecho imitando los gráficos de juegos más antiguos, al estilo 8 bits, así que no vengais aquí buscando grandes visuales en 4K si no queréis llevaros una decepción. No obstante, el juego busca esa calidad gráfica por su sencillez y para recordarnos a otros juegos más antiguos, como Mr Driller, que tenía un planteamiento muy similar. Siguiendo esa línea gráfica, el juego cumple sobradamente y se ve con un aire retro muy bueno. Hará las delicias de aquellos que buscan algo con aire clásico, pero quieran presumir de cosas más actuales, como capturas en alta definición o marcadores de records en linea.

El sonido igualmente se ha diseñado para imitar las melodías antiguas, y algunas de ellas se os quedarán clavadas durante al menos unas horas (aún intentamos olvidar la del primer mundo). Más allá de eso, no vais a encontrar una banda sonora que os sea memorable, aunque sabe proporcionar la inmersión necesaria al jugador para creerse que realmente está en esos niveles, ayudando al mejor amigo del hombre a conseguir sin premio sin morir en el intento.

Otro aspecto en lo que destaca el juego es la cantidad de idiomas que trae, debido a que el juego tiene muy pocos textos (que así sería raro que no trajera tantos idiomas). Llega al castellano y a otros 9 idiomas más, aunque no os recomendamos ponerlo en chino, no vaya a ser que os perdáis por sus menús.

Dig Dog

En Dig Dog no tendréis problema con el idioma. No tiene voces y los pocos textos están en hasta 10 idiomas distintos


Jugabilidad
Dig Dog es un juego sencilo como ya hemos comentado, pero eso no quiere decir que sea fácil. Tendreis un total de 4 mundos con 4 niveles cada uno, que podréis repetir una vez los hayais completado con una dificultad adicional (os perseguirá una rueda gigante azul que si os toca, os matará, algo que incentivará a completar los niveles más rápido si queréis sobrevivir).

Nuestro “perrete” solo podrá hacer una serie de movimientos: ladrar (que os servirá de más bien poco contra los enemigos), saltar (la mayoria de los enemigos los derrotaréis saltando sobre ellos) y cavar (lateralmente o hacia abajo, sea lentamente o más rápido, en función de lo que prefiráis). Para cavar más rápido, podéis pulsar A después del salto y darle repetidamente para que vuestro can cave hacia abajo de manera más rápida, y si pulsáis A y una dirección lateral, hará lo mismo hacia la dirección que deseéis.

Esas son vuestras habilidades, pero por cada nivel habrá más enemigos que derrotar en el camino, y cada uno con su forma particular de atacarte. Desde enemigos que se moveran lateralmente cavando poco a poco, hasta murcielagos que saldrán a perseguirte cuando te vean, pasando por enemigos que incluso serán capaces de dispararte. La variedad de enemigos es muy buena, ya que aporta frescura a la hora de afrontar cada nivel. no es lo mismo tener que pasar por un escenario cuyos enemigos atraviesan el suelo por el que vas, que si te enfrentas a enemigos con pinchos en la cabeza y sobre los que no te vale simplemente saltar. Por suerte, nuestro amigo perruno podrá usar si movimiento de lanzarse (que se usa para cavar rápido) para derrotar a enemigos sobre los que no pueda saltar.

Dig Dog

En Dig Dog nos enfrentaremos a enemigos que no se derrotarán saltando encima de ellos. con algunos tendremos que lanzarnos hacia ellos con el mismo boton que usamos para cavar, y así derrotarlos facilmente

Nuestro perro tendrá dos toques de vida inicialmente. Si los perdemos, morimos y tendremos que empezar desde el principio. Podremos recuperar nuestra vida de varias formas, aunque la más sencilla será derrotar a los enemigos que tengan un brillo rojo, aunque estos no suelen aparecer con mucha frecuencia. Por suerte, tendremos atajos que iremos desbloqueando según avancemos niveles para no tener que empezar desde el principio. Sin embargo, si queremos ir aguantando mejor en los niveles avanzados, tendremos que adquirir nuevas habilidades. Para ello, tendremos que ir recolectando monedas a lo largo de los niveles. La mayoria de ellas nos las soltarán los enemigos (los cuales tendrán un brillo amarillo característico, que nos permitirá identificar que van a darnos una moneda de oro si los derrotamos), pero otras podremos obtenerlas de destruir objetos del escenario. Con todas esas monedas, tendremos que visitar una pequeña tienda donde podremos comprar dos habilidades distintas, que variarán así como varían los distintos niveles. Si tenemos monedas suficientes, podremos comprar las habilidades que queramos, pero si no tenéis, no os aconsejo atacar al vendedor, o las represalias serán proporcionales…

Resumiendo un poco, los primeros niveles serán muy sencillos y no perderéis muchas vidas superándolos, incluso sin habilidades nuevas, pero conforme vayáis llegando a los niveles finales, el uso de estas habilidades pueden ser cruciales en algunos casos. La parte negativa es que si morís, las perderéis todas. Como veis, un juego sencillo pero que puede ser dificil, dependiendo de vuestra habilidad y, por qué no, de vuestra suerte.
Duración
Dig Dog no será un juego con el que estéis horas y horas sin parar. Es un juego que pretende entreteneros con algunos niveles desafiantes y poco más. Ideal si no tenéis mucho tiempo y solo queréis estar unos minutos delante de la consola, para desconectar o pasar un rato con los más pequeños de la casa. Aunque su estilo Rogue-like os permitirá tener una cantidad de niveles ilimitada, es bastante probable que no lo juguéis mas allá de unas 3-5 horas.

Dig Dog

Algunos enemigos de dig Dog, os darán monedas o corazones, fundamentales si queréis ir haciendo niveles seguidos sin usar atajos

Para aumentar el aliciente de volver a jugarlo, existen unos marcadores de records para que intentéis quedar en las posiciones más altas (pero no veréis ni un solo logro con este juego), y un modo libre en el que podréis ir haciendo niveles y niveles tranquilamente y sin tener que seguir la progresión de niveles de la “historia principal”. Este modo quizá es el más sencillo y el que menos frustraciones os dará.
Conclusión
Dig Dog es una hazaña de la programación de videojuegos, desde el punto de vista del desarrollo que ha tenido. Sin embargo, no es un juego que te vaya a dar horas y horas de diversión, muy rejugable o que te cautivará por su banda sonora o gameplay. Solo es un juego entretenido sin más, en el que tendrás que guiar a un perro para obtener su recompensa, con pocos alicientes mas allá de jugarlo con los más pequeños de la casa o con alguien que quiera probar un videojuego sencillo de plataformas con aire retro.

Por suerte, el coste de este videojuego esta en los 3€, así que si os llama la atención, por ese dinero es un juego que merece la pena, pero con una duración limitada, para un público muy concreto. Si os gustaron juegos como Spelunky (que ya lo dieron con los Games With Gold) o Mr Driller, seguramente os guste, pero estos últimos son propuestas algo más elaboradas, así que tenedlo en cuenta si pensáis adquirir este juego.

*Gracias a Rusty Moyher por habernos proporcionado el material para la review.

5.5
NORMAL

Lo Mejor

  • Traducido a 10 idiomas.
  • Controles sencillos y muy intuitivos.
  • Gran variedad de enemigos y escenarios.
  • Bajo precio, apenas 3€ en el bazar.

Lo Peor

  • Poca rejugabilidad, apenas dos modos de juego y no tiene logros.
  • Puede resultar monótono al cabo de un rato.
  • Pocos mundos, aunque se puedan rejugar en mayor dificultad.
6.5 Apartado Técnico
6 Jugabilidad
4 Duración
Anímate a comentar esta noticia y comparte tus impresiones con nosotros. ¿No tienes cuenta en Generación Xbox aún? Regístrate aquí y no dejes de seguirnos en redes para estar al día.


Jose Luis

Me encantan los videojuegos, en especial los de las consolas de Microsoft y Nintendo. También me gustan las series y los libros, en especial de ciencia-ficción. A veces hablo por los codos

Deja una respuesta

Análisis de Dig Dog

por Jose Luis tiempo de lectura: 7 min
0