Análisis de Crysis Remastered Trilogy



Es la hora de ponernos el traje de nuevo. Desde 2007, año en el que se lanzó el primer Crysis, el nanotraje se convirtió en uno de los iconos del videojuego y con este, Crytek consolidó definitivamente su éxito y por supuesto su motor gráfico, el CryEngine, que se alzó como uno de los más potentes del momento, pero también de los más exigentes. Electronic Arts fue la que apadrinó al estudio alemán para lo que fue la secuela no oficial de Far Cry, su primer y exitoso título que llegó dos años antes y que gracias a Ubisoft logró codearse con dos de las leyendas más grandes de la industria en 2004: Half-Life 2 y Doom 3. ¿O de donde creéis que viene el “Cry” de Far Cry?

Una trilogía imprescindible - ¡Comparte!    

Aparte de este ascenso meteórico como estudio desarrollador Crytek fue creciendo exponencialmente y en el tema gráfico eran auténticas eminencias en la industria, algo que vimos en la primera entrega de Crysis, cuyos gráficos aún se le atragantan a muchos de los PCs de hoy en día. Pero ha pasado mucho tiempo desde entonces. 14 años nos separan de aquella época dorada de títulos que nos obligaban a cambiar de gráfica y el mismo año pasado ya pudimos disfrutar del quizá más suculento de los 3: Crysis Remastered.

Por supuesto, lo analicé también en esta casa, pero para Xbox One X, a pesar de su potencia, no salió precisamente fino, aunque poco después consiguió remontar con un parche que lo dejó ciertamente como debía de haber salido y por supuesto, ahora repasaremos brevemente porque en esta ocasión contamos con un nuevo arma para hacerlo: Nuestras flamantes Xbox Series X, que en parte aprovechan su potencia para elevar la trilogía de Crysis a un nivel espectacular.

Una vez hemos alabado a la familia Yerli, es momento de explicaros de que trata esta franquicia, un argumento mucho más entretenido de lo que en principio pudiera parecer gracias al paquete que ofrece la trilogía, en la que lamentablemente os adelantamos que no está el spin-off de Psycho, Crysis Warhead, una especie de expansión en forma de juego completo de la primera entrega que deberían de haber incluido. En Crysis, comenzaremos enfundándonos en los ya mencionados nanotrajes, que otorgan al usuario habilidades sobrehumanas, como velocidad, fuerza, reflejos o resistencia mejorados. Seremos Nomad, el nombre en clave del soldado protagonista que estará a cargo de Prophet, el líder de equipo Raptor, también con su traje.

Al comienzo, en la primera aventura, nos desplegaremos en unas islas remotas del pacífico, donde un grupo de científicos y arqueólogos emiten una señal de emergencia en la que comunican que están siendo atacados por fuerzas militares norcoreanas. Esta misión nos acaba revelando que una raza alienígena ha emergido de la propia isla y se prepara para el ataque. Después de una intensa batalla, Nomad, Psycho y un previamente desaparecido Prophet prevalecen.

En Crysis 2, y 3 años después de los eventos de la primera entrega, la ciudad de Nueva York se ha visto afectada por una invasión alien que además, ha traido un temible virus, llamado Manhattan. Encarnaremos al marine llamado Alcatraz, que conocerá a Prophet y terminará enfundándose la versión 2.0 del Nanotraje. En una lucha contra los propios aliens y la empresa de mercenarios privados CELL, Alcatraz encontrará su camino para solucionar el conflicto.

Por último, Crysis 3 se desarrolla 24 años después de los eventos de la ciudad de Nueva York. Prophet y Psycho volverán allí, pero todo está totalmente cambiado. Su objetivo es deshacerse de toda la tecnología desarrollada por una corrupta CELL, pero Prophet tiene una visión apocalíptica que le revela el auténtico objetivo, el que provocará el desastre total.

Dentro de ofreceros una sinopsis de cada uno, los 3 títulos están llenos de detalles y una trama propia que merece la pena desvelar. Pero vamos a lo importante. Los gráficos y las mejoras del CryEngine.


Apartado técnico

Seguramente muchos vayan directamente a este apartado, así que seremos claros en la sentencia: La trilogía remasterizada de Crysis se ve increíblemente bien. Los 3 títulos están diseñados para Xbox One corriendo en retrocompatibilidad en las consolas de la actual generación, pero con una mejora importante, también cuentan con un aumento de la resolución a los 4K y a los 60 fps, otorgándole una aparencia impactante.

Con el primer Crysis Remastered ya hicieron un buen trabajo, trayendo las bondades de las versiones de PC (las auténticas) a consolas. En ese caso, podemos contar con el selector entre Calidad, Rendimiento y si, sorprendemente, Ray Tracing por software incluso en la anterior generación, donde sinceramente, los 30 fps no merecen la pena. Pero si que lo hacen en Xbox Series X donde este modo también gana en resolución, alcanza los 60 fps sin despeinarse y cuenta con los reflejos avanzados, como podéis ver en la galería inferior.

No sucede así con Crysis 2 Remastered o Crysis 3 Remastered, pues no cuentan con selector gráfico alguno, pero si que están mucho más pulidos ahora que la primera entrega, haciendo gala de un muestrario gráfico muy potente, que sin duda está limitado por la anterior generación, usando modelados de alta definición pero bajo recuento de polígonos. El resultado es sin duda favorable, pero digamos que en ocasiones, se le ven las costuras. Es cierto que Crysis 3, debido a haber salido a principios de 2013, tiene una mayor calidad gráfica y de iluminación en términos generales, acercándolo más a lo que sería un shooter actual, por lo que la mejora en la segunda entrega se convierte sin duda en la más destacable y el mayor salto desde su no tan buena versión de Xbox 360.

El muestrario de mejoras desvelado del que hace gala la segunda entrega es increíble:

  • Mejorada la tecnología de sombreado (Sombras en cristales, partículas, etc.)
  • Aplicada la tecnología Screen Space a sombras, iluminación, reflejos, etc.
  • Iluminación mejorada, materiales y assets mejorados, incluidos vehículos, armas, personajes
  • Alrededor de 150 mejoras de rendimiento en la CPU y la GPU
  • Y en PC cuenta con Ray Tracing y DLSS

El resultado es bestial, porque nos encontramos ante un shooter de los de antes, que prefieren ser espectaculares, mostrarnos una historia y dejar el sandbox a un lado. Para colmo y por si se os olvidaba, las 3 entregas están dobladas al castellano, con algunas intervenciones de alto nivel, como en Crysis 2, con Claudio Serrano como Gould.


Jugabilidad

Al tratarse de remasters, no podemos analizarlos como si fuera la primera vez que nos los encontramos, pero si que podemos hacer una importante diferenciación entre el primer Crysis y los otros dos. En el primero, situado en un archipiélago del pacífico casi paradisiaco, los escenarios son más grandes, normalmente ofrecen más posibilidades e incluso la mayoría de las construcciones son destruibles, aportando un ápice de sandbox que las otras dos entregas abandonan en pos de la espectacularidad a base de scripts.

El poder aproximarnos a cada combate de distintas maneras es de alguna manera más libre y flexible en Crysis 1, sin más imaginación o pistas que las que el propio jugador se quiera fabricar. En Crysis 2 y 3, tendremos un visor avanzado que no sólo nos marcará absolutamente todo, como enemigos o armas, si no que también nos avisará con la frase: “Opciones tácticas disponibles”, marcándonos pautas o consejos con actuaciones a seguir, que prácticamente cubrirán nuestras posibilidades. Eso sí, luego queda a nuestra absoluta decisión lo que hacer, que quizá en los escenarios algo más lineales sea más limitado, pero sin duda, gozaremos de libertad.

Porque precisamente esa libertad nos la dará nuestro traje. La armadura nos convertirá en auténticos tanques, los grandes saltos nos permitirán acceder a zonas altas para flanquear o escapar de nuestros enemigos, el camuflaje óptico nos permitirá pasar desapercibidos y matar en sigilo o con nuestra fuerza incluso podremos coger a nuestros enemigos y lanzarlos como si fuera muñecos. Las físicas del juego, la balística realista y lo bien que están recreadas las armas hacen el resto.

La trilogía remasterizada de Crysis hace mucho mejor algo que ya hacían bien las primeras versiones, un juego que es muy dinámico, que no renuncia a una historia encorsetada con sus cinemáticas, pero que deja la libertad suficiente al jugador para que lo haga con su propio estilo.


Duración

Cada entrega se mueve alrededor de las 8-10 horas de duración, depende de la dificultad que elijamos o si queremos ser unos auténticos fantasmas que se deslizan entre los ejércitos de alienígenas y soldados que nos encontremos. Eso sí, tenemos un super traje, uno que nos confiere posibilidades extremas, pero ni mucho menos seremos un Rambo cualquiera. Podremos aguantar pocos tiros si vamos sin la armadura activada y os aseguramos que el fuego puede ser muy intenso en ocasiones. Es habitual ver como nos atacan blindados o helicópteros continuamente, aunque nuestro arsenal y pericia podrán con ellos sin problema.

Pero no es un argumento lineal y para adelante, también tendremos extras que nos desvelarán más detalles de la historia, en forma de documentos, figuras y en el caso de las 3 entregas, un selector de extras completo donde informarnos de mucho contenido que iremos desbloqueando junto al progreso de nuestra aventura. Al tanto de esto, hay que aclarar que los 3 juegos se ejecutan y se instalan de manera individual, siendo esta trilogía 3 instalaciones distintas e independientes en nuestra consola.


Conclusión

Seguramente como yo hay muchos fans de la franquicia que disfrutaron en su día de la saga Crysis. Las consolas de hoy en día nos permiten acercarnos a ese rendimiento adecuado que Crytek pretendía que los equipos de hace 10 años exprimieran de su hardware. Es cierto que se nota que esta trilogía es un remaster, pero también que con los debidos ajustes, no han pasado los años y la espectacularidad que transmite el CryEngine.

El Nanotraje 2.0 te espera - ¡Comparte!    

Además, entre tanto Battle Royale, multijugadores online o títulos independientes y complejos se agradece volver a esa diversión pura de vivir una aventura, una película, de enfundarse en el traje de un héroe poderoso capaz de hacer trizas todo lo que se le acerque. Una historia con un principio y un final que en su día pudo ser una más de tantas, pero que en 2021 la he apreciado como algo necesario, algo que nunca debería de haberse ido.

La trilogía de Crysis casi coincidió en la época en la que Electronic Arts preparó joyas como Dead Space o los Battlefield Bad Company. Y puede sonar algo anticuado, pero me ha encantado revivirlas y saber que entre estos bastos catálogos de hoy en día y de las posibilidades infinitas que dan servicios como Xbox Game Pass, existe una segunda juventud para estos shooters. Crysis y su nanosuit me recuerdan a el concepto de “El último Gran Héroe”, en el que siempre es buen momento para volver. Ahora sí, buen trabajo de Crytek, que recomiendo encarecidamente y del que es sinceramente complicado encontrarle alguna pega. Por sólo 49€ lo podréis encontrar en tiendas físicas, un precio irrisorio por esta fabulosa trilogía.

8.5
MUY BUENO

Lo Mejor

  • La trilogía remasterizada de una de las sagas de shooters mas espectaculares de los últimos años.
  • Buen trabajo de remasterizado.
  • El Nanotraje.
  • Enfrentarte (o no) al enemigo a tu manera.

Lo Peor

  • Crysis 2 y 3 no tienen selector de modos gráficos.
  • Prácticamente no tienen extras o modos adicionales.
  • Crysis: Warhead debería de haber venido en el pack.
9 Apartado Técnico
8.5 Jugabilidad
8 Duración
Facebook Twitter E-mail
Pedro Del Pozo

Apasionado de los videojuegos desde hace 20 años, Pecero hasta la médula, hasta que la Xbox One me sedujo al salón. Los shooters son mi pasión y los juegos de mundo abierto mi enemigo natural.

Deja una respuesta