Análisis de Atomicrops



Tal y como se anunció en el pasado Inside Xbox, finalmente nos llega a Xbox One este Atomicrops, tras pasar primeramente un periodo de early access en la Epic Store.  Desarrollado por Bird Bath Games, un estudio de tan solo tres personas, Danny Wynne, Toby Dixon y Joonas Turner, y editado por Raw Fury. Atomicrops aúna dos conceptos a priori tan contrarios como la gestión de una granja y el frenetismo de un juego de acción. Y parece ser que los chicos de Bird Bath Games lo tenían claro con esta original propuesta, pues el resultado es un adictivo y divertidísimo título.


  Síguenos en Google News

Nos encontramos en un mundo postapocalíptico, en el que tenemos que cultivar verduras en la ultima granja de la humanidad. Para dar de comer a la gente de nuestro pueblo, mientras la defendemos de toda clase de animales mutantes fruto de la radiación, y exploramos el páramo postnuclear. Sin olvidarnos de buscar pareja en el proceso, en ningún sitio es mas necesario el amor como en el fin del mundo. Así que ve preparando tu rifle lanza-guisantes y salvemos este variopinto aunque acogedor pueblo.


Apartado técnico

Como viene siendo habitual en la gran mayoría de títulos de corte indie, se apuesta por un estilo visual pixel art. Es un estilo que requiere de pocos recursos y da un resultado muy vistoso cuando se realiza bien como es el caso de Atomicrops. Las animaciones de los personajes en pantalla son buenas, pero sin destacar sobre otros títulos de corte similar. Las de los enemigos son variadas y muy vistosas al contrario que las de nuestros protagonistas donde quizás eche en falta mas variedad. Por ejemplo una para cuando sufre daño, ya que solo parpadea, o cuando recolecta las cosechas.

A nivel artístico es donde mas destaca, tiene grandes diseños de personajes y de enemigos. De hecho, los mas normales son los tres personajes seleccionables, el resto son diseños bastante excéntricos y divertidos. Como una alcaldesa que parece una cebolla con tacones, o uno de nuestros pretendientes que parece la fusión de el Doctor Manhattan con RuPaul.

El mapa que exploramos tiene varios tipos de biomas bien diferenciados, con sus enemigos exclusivos, aparte de los omnipresentes conejos. Creo que con la variedad de enemigos que hay en el mapa, es un error que siempre ataquen la granja el grupo de los conejos, aportaría mas variedad a las partidas.

En lineas generales rinde a un buen nivel. En los grandes momentos de acción, cuando en pantalla se unen efectos de nuestras armas mejoradas o habilidades, enemigos atacando la granja, la cosecha creciendo y nuestros aliados trabajando, se puede volver espectacular visualmente por momentos. Mención especial a las batallas con los jefes de cada estación, y el final del año con el invierno nuclear.

Análisis de AtomicropsEl apartado sonoro cumple correctamente, los efectos de sonido son buenos y bastante divertidos. Cuando tienes las plantas emitiendo quejidos para que las recojas, los gritos de los enemigos, el sonido de las armas, son momentos bastante locos que se terminan disfrutando.

Una apocalíptica visión de un granjero - ¡Comparte!    

Cada zona del mapa tiene su propia melodía y eso creo que es un gran detalle. El problema es que con lo que esta sonando continuamente en la granja, en el pueblo, y cuando nos atacan tenemos el repertorio completo, y se hace bastante repetitivo. Cuando te quieras dar cuenta estarás tarareando el tema musical sin parar. 

El juego no tiene voces que localizar a nuestro idioma, los textos si están en español aunque tiene varios fallos de traducción que en la práctica carecen de importancia, pero dejan una sensación de descuido en los detalles.


Jugabilidad

Lo primero que tenemos al darle a jugar es un pequeño tutorial con un amable granjero de peculiar habla. Parece que es sencillo, LT para arar el campo y plantar semillas, riega automáticamente si tenemos agua encima y estamos cerca de lo que hemos plantado. Piensas: ¡Perfecto! Ya estoy listo para el apocalipsis postnuclear, y nos sueltan en un lobby que empezará vacío, nada mas que con un helicóptero que pone nueva partida y el selector de personaje que por ahora solo tendremos uno para escoger.

A partir de aquí ya estamos solos y sin ningún tipo de ayuda ni de instrucciones, y es algo que personalmente se agradece, hay demasiada tendencia a llevar al jugador de la mano en la industria actualmente. Así que vamos al helicóptero y empezamos nuestro primer día de primavera a trabajar en la granja. Y al contrario de lo que parecía cuando nos enseñaba el amable granjero, va a ser una tarea dura.  

Las partidas consisten en por el día plantar, fertilizar y regar la granja, tanto como explorar el mapa al mas puro estilo roguelite en busca de nuevas semillas y objetos que dan todo tipo de mejoras. Para después en la noche defender la granja de las oleadas de enemigos que vienen a destrozar el campo.

Entre los días, al sobrevivir las oleadas de enemigos, vendrá el helicóptero a recogernos y nos llevara al pueblo, donde podremos gastar los anacardos conseguidos durante el día para comprar diferentes mejoras, o regalar las rosas cosechadas para enamorar a un habitante del pueblo y recibir mejoras. Si finalmente te casas con alguien del pueblo, ira contigo y cada uno te ayudara de alguna manera, luchando, trabajando en el campo, etc.

Al amanecer volveremos a la granja y vuelta a empezar. Cada ciclo de tres días completa una estación del año y lucharemos con un jefe al final del tercer día para pasar a la siguiente estación. Así hasta completar un año, pero si morimos en el intento tocará empezar de cero perdiendo todas las mejoras conseguidas. Empezaremos con partidas que no sobreviviremos más de dos o tres días, para poco a poco ir aprendiendo e ir superando cada año. Como dije, no es una tarea sencilla.

En las diferentes regiones a explorar hay unas zonas con banderas, protegidas por una serie de enemigos. Al derrotar a estos nos otorgaran objetos que nos darán una serie de habilidades, ya sea desde un dron que va con nosotros y dispara al enemigo, como microchips para mejorar torretas o picos que nos extienden el tiempo que se mantiene un campo arado. Hay una gran cantidad de upgrades, y en cada partida encontraremos diferentes y en distintos lugares situados. Haciendo que cada partida sea distinta de la anterior. 

En estas incursiones también encontraremos aliados en forma de animales de granja, desde vacas que nos ayudaran a regar, gallinas que quitaran las malas hierbas, o cerdos que extenderán el campo arando la tierra.

Obviamente también encontraremos semillas para cuando volvamos a nuestra granja antes del anochecer para poder plantarlas. Hay una gran cantidad de tipos de semillas, y cada una requiere unos cuidados distintos. Poco a poco iremos conociendo todos los tipos y como conseguir mutaciones entre ellas y mejorarlas, utilizando el fertilizante que conseguiremos al eliminar enemigos. Cuanto mas fertilicemos los cultivos mas beneficio obtendremos en forma de anacardos para la vuelta al pueblo.

En el pueblo podremos comprar mejoras y semillas, como las que podemos encontrar en las zonas de enemigos del mapa. Pero también es el único lugar para conseguir armas mejores a la básica, pero lamentablemente solo nos duraran un día. Claro está que tendremos armas tan extravagantes como el resto del juego, desde una simple escopeta hasta ardillas voladoras. Las armas pueden mejorarse también y  pueden ser devastadoras a la par que divertidas de usar, con balas rebotando o explotando etc.

Al final de cada estación, la alcaldesa del pueblo nos recompensara dependiendo de nuestro desempeño, con objetos, corazones de vida y cornucopias. Las cornucopias es lo único que se mantiene entre partidas y sirven para conseguir mejoras perpetuas.

El frenetismo de los tiroteos, con un gran numero de enemigos y llevarte una buena recompensa en forma de upgrade, es su gran baza y cuando se disfruta de verdad a los mandos con este titulo. Aunque en ciertas ocasiones se puede volver bastante caótico pasando tantas cosas a la vez en pantalla.


Duración

Es difícil valorar la duración de un juego de este tipo. Cada jugador le dará una vida distinta al título, por que una partida de un año nos puede llevar poco mas de una hora completarlo, pero después de varios intentos fallidos, que dependerán de cada jugador. Cierto que el siguiente año será igual que el anterior, pero eso sería arañar solo la superficie del título.

Poco a poco podrás conseguir mejoras permanentes, solo diré que si ves un hormiguero pidiendo  ayuda no dudes en prestársela. Conseguir a los tres personajes, habitantes del pueblo nuevos e ir mejorando el lobby inicial,  pasando niveles de año en año, hasta un total de 10, multiplicando la puntuación final por el año que estés jugando.

Y cada partida es diferente a la anterior, después de varias partidas puedes ver por primera vez un upgrade que no sabes como has podido estar viviendo sin él hasta ahora, básicamente, la magia de un Rogue-like, donde cada partida es diferente a la anterior.

Lamentablemente aun no estaban activas las listas de puntuación en el momento de hacer la reseña, pero es un gran aliciente para superar récords propios y de amigos. Los completistas tienen para muchas y duras horas de juego para sacar los 10 escasos logros que contiene.


Conclusión

Puede que la concepción de un título que combina la gestión de una granja con una jugabilidad roguelite de acción , puede haceros dudar. Pero el resultado es un desafiante y divertidísimo titulo que hará las delicias de los amantes de este tipo de juegos. Con una jugabilidad adictiva, que invita a quedarse diciendo, una vida más y termino.

8
NOTABLE

Lo Mejor

  • Su jugabilidad, desafiante, adictiva y divertida.
  • Cada partida es distinta, siempre vas descubriendo nuevas opciones.
  • Lo variopinto de su puesta en escena.

Lo Peor

  • Falta de variedad en los jefes finales.
  • A veces puede volverse un absoluto caos.
  • Banda sonora repetitiva.
7 Apartado Técnico
9 Jugabilidad
8 Duración
Facebook Twitter E-mail
Miguel Uroz

Criado entre arcades, madurado a 360º. Amante de las buenas historias. Jugón desde que tiene uso de razón, y hasta que esta lo abandone.

Deja una respuesta