AMD fija los 7.4 teraflops como el mínimo exigible para las GPU de las próximas consolas