Aaron Greenberg: «Sea of Thieves es muy divertido»