Más de 840 millones de horas se han jugado a títulos retrocompatibles