Los jugadores españoles gastaron 78 millones de euros durante el Black Friday