El creador de 39 Days to Mars dejó su trabajo en Square para acabar el juego