Los primeros juegos con soporte para teclado y ratón están al caer