Xbox One solo necesitará una única conexión la primera vez