Titanfall apuesta por el concepto realista de sci-fi