Shinji Mikami discrepa sobre las diferencias entre consolas