Se ratifica el futuro de Titanfall desde Electronic Arts