Ryse: Son of Rome, en busca de la batalla