La potencia de Xbox One X permitirá una mayor inmersión en los videojuegos