Never Alone, culturas indígenas en un juego indie