Namco Bandai inicia una cuenta atrás