Microsoft tira de chequera para atraer talentos a sus nuevos estudios