Microsoft se interesa por sus sagas para hacer series de TV