Microsoft guarda una exclusividad procedente de Japón