Metal Gear Solid V, un mundo abierto,
pero con un camino bien definido